Paxlovid: el primer fármaco oral contra la COVID-19

0
El nuevo medicamento oral Paxlovid | Fuente: propia.

Paxlovid es el primer tratamiento oral aprobado por la Agencia Europea del Medicamento, de manera provisional, para tratar la COVID-19 en pacientes que puedan presentar un curso grave de la enfermedad, ya que poco a poco se está consiguiendo implementar en España con éxito.

Este tratamiento se compone de dos principios activos, contenidos en comprimidos diferentes, que deben de tomarse de manera conjunta. Por un lado, se encuentra el antiviral nirmatrelvir (PF-07321332), que inhibe una de las proteínas esenciales del SARS-Cov-2 (Mpro) impidiendo la replicación del virus. Y, por otro lado, tenemos el ritonavir, que permite potenciar el efecto del antiviral prolongando su tiempo de permanencia en el organismo.

El objetivo terapéutico clave de Paxlovid son aquellos adultos afectados por la COVID-19 que no requieran un aporte de oxígeno suplementario y que padezcan la enfermedad de manera moderada.El agravamiento de la afección puede producirse por diversos factores de riesgo como: diabetes, sobrepeso, enfermedad pulmonar crónica (incluido el asma), enfermedad renal crónica, tabaquismo, inmunosupresión, enfermedad cardiovascular, hipertensión arterial, etc. No hay que olvidar que los pacientes con 60 años o más son más susceptibles a padecer un curso grave de la enfermedad.

Eficaz contra casi todas las variantes

Los beneficios de este medicamento quedaron demostrados en un ensayo clínico realizado en pacientes COVID-19 con riesgo elevado de sufrir la enfermedad de manera grave, donde se vio que redujo la tasa de hospitalización o muerte de un 6,3% a un 0,8%, entre los pacientes que no recibieron el tratamiento y los que sí lo hicieron, respectivamente. Se determinó, además, que Paxlovid actuaba de manera eficaz frente a las variantes Alpha (B.1.1.7), Gamma (P.1), Delta (B.1.617.2), Lambda (C.37), Mu (B.1.621) y Ómicron (B.1.1.529), siendo la variante Beta (B.1.351) la menos susceptible.

Dada su eficacia, su facilidad de acceso y uso, y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, Paxlovid está siendo administrado en hospitales españoles como principal opción terapéutica para pacientes COVID-19 con enfermedad leve-moderada de alto riesgo. Además, se está empezando a dispensar en farmacias situadas en las comunidades de Andalucía, Aragón, Cataluña y Navarra: las primeras en tenerlo disponible.

Sin embargo, es un fármaco que requiere de prescripción médica puesto que tiene un alto potencial de interacción con otros medicamentos de uso común como metamizol, codeína y diazepam, entre otros. Además, puede cursar con algunos efectos secundarios como alteraciones del gusto y el olfato, diarrea, náuseas, cefalea y vómitos, por lo que se requiere cierto seguimiento del paciente durante el tratamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí