La rotura de una tubería del Canal de Isabel II inunda la M-30 en la zona de Marqués de Vadillo

0
Una rotura en un tubería del Canal de Isabel II inunda la M-30.|EP

La tubería rota mide un metro de diametro, y se estiman unas pérdidas de unos seis millones de litros de agua

Una tubería cercana a la glorieta de Marqués de Vadillo ha sufrido esta madrugada una rotura por la que ha quedado anegada de agua la zona y el tramo de Calle 30 del entorno. El incidente ha provocado que los accesos a la glorieta estén cortados.

El Centro de Gestión de la Movilidad abunda en su cuenta de Twitter que la incidencia en la glorieta de Marqués de Vadillo continúa, y que permanecen cortados todos los accesos desde las calles Antonio Leyva, Antonio López, General Ricardos y accesos a la M-30, además del túnel que alberga el bypass en sentido A-3 (Ctra. de Valencia).

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, ha advertido en su cuenta de Twitter que «a las 2:25 de esta madrugada se ha producido la rotura de una tubería cercana a Marqués de Vadillo, incidencia que ha anegado de agua la zona y el tramo de Calle 30 del entorno. Mañana complicada de tráfico». Según las primeras hipótesis, la rotura habría supuesto unas perdidas de agua potable de entorno a 6 millones de litros.

Por su parte, Emergencias Madrid ha explicado que la rotura de la tubería ha provocado a su vez la rotura de la calzada, lo que ha generado una corriente de agua «considerable».

Los bomberos de la capital han intervenido para revisar los edificios próximos y han comprobado que no hay daños estructurales; también han intervenido en un garaje afectado por el agua, y en este momento se centran en el desagüe de las balsas que se han formado en la M-30.

Un portavóz de Emergencias Madrid, ha explicado que la tubería rota media un metro de diametro y que el agua embalsada en la M-30 equivale a un campo de fútbol inundado con un metro de altura de agua. Se da la circunstancia de que los bomberos no pueden desembalsar el agua al cauce del Manzanares porque es agua potable y está clorada por lo que puede afectar a la fauna y flora del río.

Al parecer, según los vecinos la misma tubería ya se rompió hace 17 años y también sembró el caos. Se quejan de que esta zona está abandonada por el Ayuntamiento, donde existen numerosas instalaciones sin renovar. Esta mañana se ha dirigido a la zona la vicealcaldesa Begoña Villacís. La glorieta de Marques de Vadillo continúa cortada y en cerrar un socavón que se ha creado en la calle se tardarán 2 días en el mejor de los casos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí