La Policía Nacional desarticula una “multinacional de las estafas” cuyo fraude supera los 4 millones de euros

0
Policía Nacional.
Coche patrulla de la Policía Nacional.

Agentes de la Policía Nacional, con la colaboración de Europol, han desarticulado una “multinacional de las estafas” cuyo fraude supera los 4 millones de euros en España, de los que 300.000€ ya han sido bloqueados de modo efectivo. La organización internacional estaba especializada en estafas masivas a administraciones públicas y ciudadanos particulares. Hay dos personas detenidas en España, entre ellas el cabecilla de la organización que fue arrestado en Madrid, y otras dos en Rumanía. Estafaban tanto a particulares con falsos alquileres vacacionales, como a administraciones públicas haciéndose pasar por proveedores y cambiando la cuenta bancaria donde se debían hacer los pagos.

La investigación se inició a principios del año 2020 cuando se empezaron a recibir denuncias procedentes de diferentes víctimas de distintos puntos de la geografía nacional que seguían un patrón similar. Una vez realizadas las primeras gestiones se pudo constatar que se trataba de una misma organización, la cual extendía su ámbito de actuación por todo el territorio nacional. A la vez que se iba avanzando con las gestiones, cada vez quedaba más patente que la organización criminal investigada era una “multinacional de la estafa” donde sus integrantes se dedicaban a la realización de fraudes de forma masiva, consiguiendo elevados beneficios de su actividad delictiva.

Como si de una gran compañía se tratase, la organización estaba dividida en diferentes departamentos. Uno de ellos era el de informática, encargado de realizar los phishing consistentes en suplantar páginas principalmente de alquiler vacacional. Otra sección era la encargada de falsificar los documentos necesarios para la apertura de cuentas bancarias (DNI, NIE, contratos de trabajo…) y para dar credibilidad a las estafas (certificados bancarios, contratos de alquiler…). También disponían de un departamento de logística para la compra de billetes para los desplazamientos y reservas de hotel de las “mulas”, a quienes también ponían en contacto con las personas que las recibían y guiaban por territorio español.  Por último había un grupo de personas dedicadas al blanqueo del dinero obtenido mediante la estafa.

Con esta infraestructura, la organización criminal ha llevado a cabo una operativa consistente en la apertura con documentación falsa, por parte de las “mulas” dirigidas y coordinadas por los escalones más altos de la red, de cuentas bancarias en diferentes partes del territorio nacional, donde reciben las transferencias de las víctimas.

Estafas a administraciones públicas

Las estafas realizadas por la organización se pueden dividir en dos, aquellas cuyas víctimas eran administraciones públicas y otras en las que eran personas particulares.

La realización de las estafas a las administraciones públicas requería de una cualificación técnica considerable. En un primer momento, los arrestados buscaban a las posibles víctimas -que iban desde ayuntamientos, hospitales hasta todo tipo de consorcios- y realizaban un estudio para  conocer los contratos que tenían con proveedores. Una vez descubierta su forma de relacionarse y tras haber conseguido material como facturas y pedidos, se hacían pasar por empresas con las que tenían pendiente algún cobro. Posteriormente los autores, simulando ser el proveedor llamaban a la entidad y le comunicaban que iban a cambiar su número de cuenta por lo que los servicios prestados deberían ser abonados en la nueva cuenta y enviaban vía mail los documentos acreditativos de este cambio que previamente habían sido falsificados. Una vez la entidad había recibido estos papeles y pagaba los servicios, los investigados retiraban o transferían dichos importes, a excepción de aquellos casos en los que la entidad bancaria o los investigadores habían detectado el posible fraude y habían bloqueado tanto el importe como la cuenta bancaria, evitando así mayores perjuicios económicos. A través de esta modalidad se ha intentado y se ha llegado a estafar a numerosas entidades públicas por todo el territorio español.

Estafas en alquileres vacacionales a particulares

Las estafas realizadas a particulares eran cometidas a través de Internet y seguían distintos patrones, entre los que se encontraban sobre todo estafas en alquileres vacacionales. Los autores localizaban anuncios en plataformas de alquiler y copiaban sus fotos para publicarlos con otras referencias. Una vez las personas interesadas se ponían en contacto por mail o WhatsApp con los supuestos arrendadores, estos les convencían para continuar el contacto fuera de la plataforma donde estaba insertado el anuncio, para ello les enviaban enlaces de páginas web que simulaban ser otras plataformas originales. Una vez los arrendatarios estaban convencidos de las condiciones del inmueble, los arrendadores manifestaban encontrarse en el extranjero, les proporcionaban un número de cuenta donde las víctimas realizaban el ingreso referente a una mensualidad más fianza; tras el depósito, los supuestos propietarios cortaban todo tipo de contacto, momento en el que os arrendatarios se percataban de que habían sido víctimas de una estafa.

Hasta la fecha y de acuerdo con el análisis efectuado de las cuentas, la organización habría conseguido estafar más de 4 millones de euros en nuestro país.

Utilización de “mulas”

Llamaba la atención la cantidad de mulas que esta organización reclutaba. En España, los miembros de la organización criminal han dado de alta cerca de un centenar de cuentas bancarias, si bien hay otro elevado número de cuentas en el extranjero donde transfirieron la mayor parte del dinero defraudado a las víctimas.

Finalmente, todos los fondos obtenidos por ingresos del dinero estafado en las cuentas bancarias fraudulentas abiertas en España, en la mayoría de los casos, eran transferidos nuevamente al exterior, fundamentalmente Alemania, Rumanía, Hungría, Polonia y Moldavia, en otros casos el dinero era retirado en efectivo en cajeros automáticos nacionales.

Dado el número de países involucrados, ha sido clave la colaboración con EUROPOL y las Agregadurías de Interior en las distintas Embajadas. Se ha detenido a dos personas en España, entre ellas  el líder de la organización que fue arrestado en Madrid, y otras dos en Rumanía. Además se ha emitido una Orden Europea de Detención hacia otro integrante de la organización y dos Órdenes Europeas de Investigación a Hungría y Rumanía para el bloqueo de 16 cuentas bancarias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí