El pasado y el presente de las vacunas y las jeringas

0
Enfermera con una jeringa.

No siempre hemos tenido acceso a vacunas seguras y eficaces administradas con jeringas desechables. Con motivo de esta semana especial, vamos a aprender más sobre cómo se desarrollaron las vacunas y las jeringas.

La historia de las vacunas está entrelazada con la historia de las jeringas, por lo que tenemos mucho que celebrar. Hasta la fecha, se han administrado más de 10 000 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19 en todo el mundo.

Vacunas: desde las jeringas de vidrio reutilizables hasta las jeringas de plástico desechables

En 1796, Edward Jenner inventó la vacunación. Tras infectar a sujetos humanos con el virus de la viruela vacuna, observó que desarrollaron infecciones leves e inmunidad a la viruela. Tras este descubrimiento, se iniciaron campañas de vacunación en Europa y Norteamérica.

Más tarde, Louis Pasteur tomó material disecado de cerebros de conejos infectados para inocular a los pacientes contra la rabia usando una jeringa hipodérmica de vidrio. La vacuna contra la rabia fue desarrollada por Pasteur en 1885.

Después de conocerse en un tren, Maxwell W. Becton y Fairleigh. Dickinson se convirtieron en socios comerciales en 1897. Al principio vendían termómetros y jeringas de vidrio. Esta asociación se convertiría más tarde en BD, una de las empresas globales de tecnología médica más grandes del mundo.

Las jeringas precargadas se desarrollaron durante la Segunda Guerra Mundial en respuesta a la necesidad de administrar medicamentos estériles en el campo de batalla.

Jonas Salk desarrolló la primera vacuna antipoliomielítica inactivada (IPV) a partir de células de riñón de mono infectadas con el virus. Tras probarla en 1,6 millones de niños en Canadá, Finlandia y los Estados Unidos durante un ensayo clínico controlado, la vacuna fue aprobada para su uso en 1955.

Para administrar la IPV a gran escala, BD diseñó y fabricó la primera jeringa de vidrio precargada desechable de fabricación en serie. Antes de 1954, las jeringas de vidrio debían limpiarse y esterilizarse para usarlas en otro paciente. Más tarde, en el verano de 1957, BD comenzó a trabajar en el desarrollo de la primera jeringa del mundo de plástico desechable de un solo uso totalmente estéril. La jeringa BD® se presentó en 1961, aunque ahora se conoce como jeringa BD Plastipak.

Marc Koska inventó la jeringa autodestructible K1 en 1986 para ayudar a prevenir la contaminación y las infecciones relacionadas con la atención sanitaria (IAAS) que surgieron al reutilizar las jeringas en países de ingresos medios y bajos Más tarde, BD lanzó la minijeringa BD SoloShot, la primera jeringa autodestructible comercializada en 1990.

En 1987, los Centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC) de los EE. UU. informaron de cuatro casos de personal sanitario contaminado con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) a causa de lesiones por pinchazos con agujas.

Tras la publicación de las directrices de los CDC y la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional de los EE. UU. (OSHA) sobre la protección del personal sanitario frente a la exposición accidental al VIH, los fabricantes de jeringas comenzaron a introducir nuevas características de seguridad. Estas características se han concebido para proteger la aguja e incluyen agujas autorretráctiles y protectores de aguja.

Jeringas para las vacunas contra la COVID-19

Recientemente, la tecnología de vacunación vivió un momento histórico. El 2 de diciembre de 2020, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) del Reino Unido se convirtió en el primer organismo regulador de medicamentos en autorizar el uso de una vacuna de ácido ribonucleico mensajero (ARNm). Fue la vacuna de ARNm de Pfizer-BioNTech.

Las vacunas de ARNm para la COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna administran moléculas de ARNm codificadas con antígenos del síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2) en las células anfitrionas para provocar una respuesta inmunitaria. Estas células anfitrionas producen las mismas proteínas que si fueran atacadas por el SARS-CoV-2.

A principios de 2020, BD aumentó la producción en sus plantas de fabricación de jeringas en Europa, Asia y América del Norte para anticipar la demanda de la futura vacuna contra la COVID-19.

Como el mayor fabricante de jeringas del mundo, BD continuará apoyando los esfuerzos para combatir la pandemia actual mediante el suministro de jeringas para las campañas de vacunación contra la COVID-19 en todo el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí