El ministro Albares avanza a los embajadores de la UE los ejes de la presidencia española en 2023

0
Presidencia española.
Ministros de la Unión Europea

Reforzar la unidad, reducir la dependencia energética de Rusia, y la Inflación, entre los ejes principales de la presidencia española

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha presentado a los embajadores y embajadoras de la UE en España las prioridades de la Presidencia Española de la Unión Europea en el segundo semestre de 2023.

Durante el encuentro, organizado por la actual presidencia de la República Checa de la Unión, el ministro ha hecho hincapié en el compromiso del Gobierno con el proyecto europeo: «Lo tenemos claro: para que a los españoles les vaya bien, a Europa le tiene que ir bien y a España le tiene que ir bien en Europa», ha dicho.

Antes de detallar los ejes que marcarán el semestre de Presidencia Española, el ministro ha recordado el difícil contexto actual, marcado por las consecuencias de la pandemia de COVID y la injustificada invasión rusa de Ucrania. Albares ha destacado que la respuesta a ambas crisis ha sido la de la unidad europea y ha reclamado un refuerzo de la misma: «Necesitamos más Europa».

En particular, al referirse a la agresión rusa, ha recordado «la solidaridad que hemos demostrado todos los países europeos», aprobando la mayor batería de sanciones europeas hasta la fecha y suministrado un apoyo económico sin precedentes. «También, por primera vez, hemos dado apoyo militar financiado a través de un instrumento europeo».

Para el ministro de asuntos exteriores, hay dos aspectos en los que la concertación europea es clave. En primer lugar, la energía, «que requiere de medidas urgentes y coordinadas para dar respuesta a la grave crisis que atravesamos». En este sentido, ha señalado la importancia de reducir la dependencia energética de Rusia «acelerando el desarrollo de las renovables, mejorando la eficiencia energética e impulsando las interconexiones europeas de gas y electricidad».

El segundo aspecto para el que la concertación es imprescindible es la gobernanza económica, que permitirá dar respuesta a las presiones inflacionistas en alimentos y energía y aumentar las inversiones públicas para las transiciones verde y digital. El ministro ha advertido que la política fiscal no debe aumentar los niveles de inflación y ha asegurado que «las reglas fiscales a nivel europeo necesitan una reforma».

Presidencia Española: reforzar la unidad

A pesar de la volatilidad y complejidad del contexto internacional, España trabaja en una presidencia que refuerce la Unión Europea «para que sea capaz de seguir respondiendo a las crisis que se presenten y que continúe el desarrollo institucional y legislativo de forma que responda a las expectativas de los españoles y los europeos».

El programa de trabajo, ha detallado el ministro, estará vinculado a los ejes de trabajo de esta Comisión Europea: verde, social y digital. Albares ha recordado el decálogo de grandes líneas enunciado por el presidente del gobierno que, entre otros aspectos, incluye cohesión social y territorial, refuerzo de la identidad ciudadana europea, crecimiento económico sostenible, igualdad e inclusividad o reforma de los métodos de decisión, destacando en particular la autonomía estratégica «en los ámbitos que más repercuten en el día a día de nuestros ciudadanos: la salud, los alimentos y especialmente la energía».

El ministro de asuntos exteriores ha recordado que se celebrarán 22 reuniones ministeriales informales en España, repartidas geográfica y temporalmente, y un Consejo Europeo informal en Granada. Ha apuntado, además, los principales ejes de trabajo: revisión de los Planes de Recuperación y Resiliencia; Agenda Social de la UE, completando el Pilar Europeo de Derechos Sociales y el Plan de Acción del Pilar Social; y la Agenda Verde de la UE, para consolidar la lucha contra el cambio climático en favor de la biodiversidad, la reforma del mercado energético y el desarrollo de las interconexiones.

Al finalizar, Albares ha señalado la oportunidad de incrementar la atención de la UE hacia dos regiones cruciales: América Latina y la Vecindad Sur, con la cumbre UE-CELAC en Bruselas y la reunión ministerial en Barcelona de la Vecindad Sur.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí