Conmoción en una ciudad de Nueva Zelanda ante la trágica muerte de una ballena

29 de enero de 2024
2 minutos de lectura
Cadáver de una ballena. | Fuente: AFP

El proceso de recuperación del cuerpo del cetáceo implicó el uso de maquinaria pesada, en particular una excavadora, por parte de los guardacostas

Decenas de personas presenciaron con pesar la dramática escena que tuvo lugar el pasado lunes en una playa de Nueva Zelanda, donde se llevó a cabo un esfuerzo conjunto para rescatar a una majestuosa ballena de aleta de siete metros de longitud que perdió la vida después de quedar varada en un banco de arena en un estuario cercano al suburbio Mocks Bay en Christchurch, situado en la costa este del país.

El suceso, que conmovió a la comunidad, fue reportado por el departamento de conservación, que anunció la trágica muerte del cetáceo en las primeras horas del día. El impacto de la noticia movilizó a numerosas personas, quienes se congregaron en la playa para observar el despliegue de esfuerzos destinados a rescatar y recuperar el cuerpo de la ballena.

Daren Grover, miembro del grupo de conservación Project Jonah, compartió su impresión sobre la situación, señalando que la presencia de una ballena de tal envergadura tan cerca de la ciudad fascina a la gente y genera una preocupación generalizada por la vida marina. Las ballenas de aleta, que pueden alcanzar dimensiones colosales de hasta 26 metros de longitud y pesar hasta 80 toneladas, representan una atracción única y majestuosa para aquellos que tienen la oportunidad de presenciarlas de cerca.

El proceso de recuperación del cuerpo de la ballena implicó el uso de maquinaria pesada, en particular una excavadora, por parte de los guardacostas, quienes trabajaron arduamente para sacar el imponente cetáceo del agua. La escena atrajo a una multitud de espectadores que, desde las rocas en el borde de la playa, observaron con tristeza y asombro el procedimiento, capturando el momento a través de fotografías que reflejan la magnitud de la situación.

Los ecologistas han registrado más de 5.000 ballenas varadas desde 1840

Esta trágica ocasión resalta la vulnerabilidad de estos majestuosos mamíferos marinos y la complejidad de su interacción con el entorno. Los ecologistas han registrado más de 5.000 ballenas varadas en Nueva Zelanda desde 1840, aunque es inusual que estos majestuosos animales naden tan cerca de áreas urbanas como Christchurch.

Ante la falta de certeza sobre las razones que llevaron a la ballena a adentrarse en el estuario, Andy Thompson, director de operaciones del departamento de conservación, expresó la incertidumbre y el desconcierto de los expertos frente a este comportamiento inusual.

En medio de la conmoción y el lamento por la pérdida de esta imponente criatura marina, la comunidad se enfrenta a la reflexión sobre la importancia de la conservación marina y la necesidad de comprender mejor los factores que influyen en el comportamiento de las ballenas, con la esperanza de evitar futuros encuentros trágicos entre estos majestuosos animales y las costas habitadas por humanos.

Responder

Your email address will not be published.

No olvides...

El exembajador de EE UU en Bolivia se declara culpable de actuar como agente secreto para Cuba

Víctor Manuel Rocha fue arrestado el pasado 1 de diciembre y acusado formalmente por un gran jurado cuatro días después

Petro suspende la compra de armas a Israel tras la muerte de más de 100 palestinos que esperaban ayuda humanitaria

El Gobierno colombiano seguirá de cerca la situación y respaldará un llamamiento a un alto el fuego inmediato

Ascienden a más de 30.000 los palestinos que han perdido la vida como consecuencia de la ofensiva militar israelí

La comunidad internacional condena el elevado costo humano y exige un alto al fuego inmediato

La ONU se muestra “consternada” por los más de 100 muertos en un reparto de ayuda en Gaza

El Ejército israelí ha atribuido a una estampida la mayoría de las víctimas en la Franja