domingo, 2 de octubre 2022

La ‘constitución’ oculta del Poder Judicial: «Al amigo, el culo; al enemigo…»

¿Es el aforismo de "al amigo el culo, al enemigo por culo y al indiferente el ordenamiento vigente" la Constitución secreta del Poder Judicial?

El suicidio de Gao Yan

Un chico, llamado Gao Yan, se suicida porque el profesor y sus compañeros le maltrataban por ser del grupo de la LGTBI.
charco de sangre

CARTA DE UN ASESINADO POR ETA

¿Qué pasó aquel día para que fuese mi último día? Tenía que ir a mi trabajo como siempre, dejé a mis hijos en el colegio y continué.
Gonzalo Pérez

Viejos

"Me duele el alma de seguir muerto", me dijo Antonio Roldán mientras yo le pedía permiso para sentarme junto a él. Estaban todos alineados en el mismo banco. Antonio Roldán, Pedro Sagasta, Julián Segorvi y Matías Cañete.Viejos
ruido

Ruido

El amigo de la prima de mi vecino se acostó la otra noche un poco aturdido por los gritos que, sin venir a cuento, tuvo que soportar en “El Chiringuito”, ese programa televisivo de fútbol que es un calco de los famosos “Tómbola” y “Sálvame”.

CAPULLOS

Una parte vocinglera de los que nos gobiernan, son capullos de inteligencias vanas bajo hermosas cabelleras al aire de su vuelo. Creen acercarnos aromas de leyenda, pero apestan a viejos rencores de tiempos que ni siquiera han conocido. Bajan la voz en el tránsito de los Pasos Perdidos del Congreso, aunque sabemos que son capaces de retener las mentiras durante muchos años debajo de sus lenguas frías.
Gonzalo Perez

Sombreros

Manuel Arinaga se sintió bastante contrariado la tarde que no encontró su cabeza. Ocurrió un instante después de haber decidido volársela con un viejo revolver Smith. Manuel quería matarse.
Esteban Ibarra

‘Caso Vinícius Jr.’: hay que atajar de raíz el racismo y el odio en...

Niego frontalmente que España sea un país racista, pero afirmo que hay numerosas conductas racistas en nuestro país.
El amor a la vieja usanza

Amor – Amor

La pasión ha reemplazado a la ternura. Y tenemos una España con cuarto y mitad del amor que precisa para sobrevivir.
Chaves y Griñán

El indulto

Una sola vez, y por puro malabarismo social, almorcé junto al señor Griñán en Las Palmeras del Caballo Rojo, de Córdoba. Su aspecto era el de un actor de películas del oeste con balas de fogueo y una conversación deslucida por falta de interés y de argumentos.