Un ginecólogo y una matrona, condenados por la muerte de un bebé en el parto

26 de febrero de 2023
3 minutos de lectura
fetal
Imagen de una Uci pediátrica de un hospital. | Fuente: Europa Press

El feto presentó descensos de frecuencia cardiaca de hasta 50 latidos por minuto, veinte puntos por debajo del nivel permitido para evitar hipoxia fetal

El Juzgado de Primera Instancia Número 20 de Valencia ha condenado a dos aseguradoras a pagar 200.000 euros a los padres de un bebé que falleció a los dos días de nacer tras detectar una actuación contraria a la lex artis (las reglas técnicas que deben seguir los profesionales sanitarios) durante el parto por parte del ginecólogo y la matrona.

Según los hechos probados en la sentencia, la madre ingresó el 12 de mayo de 2015 en la Clínica Quirón de Valencia con 40 semanas de gestación y tras presentar contracciones de parto. La mujer llegó con buen estado general y fue asistida por su matrona, quien la conectó a monitores y avisó por teléfono al ginecólogo. El anestesista acudió a la sala de dilatación y sobre las 21:15 horas le administró la anestesia epidural. A las 21.10 horas se produjo la primera desaceleración de la frecuencia cardiaca del feto.

A partir de ahí y hasta las 21:50 horas, fue bajando la frecuencia cardiaca hasta 60 e, incluso, a 50 a las 22:30 horas, lo que fue comunicado por la matrona al ginecólogo, junto a la posición de cara que presentaba el feto.

Entre las 22:31 y las 23:57 horas se reiteraron las bajadas de la frecuencia cardiaca y se produjeron, incluso, taquicardias y bradicardias. A las 23:57 horas la matrona trasladó al ginecólogo que la situación había pasado de alarmante a patológica, produciéndose profundos descensos de frecuencia cada minuto y medio.

En total, se habían registrado 29 descensos de frecuencia cardiaca del feto no acompañadas de contracción que, junto a la presencia de líquido amniótico teñido de meconio, exigían pruebas para el diagnóstico de una hipoxia fetal (falta de oxígeno) para apreciar la necesidad de una cesárea urgente, que no se practicó.

El ginecólogo se presentó en el hospital a las 00:15 horas y realizó una cesárea. El bebé pasó a la UCI pediátrica y fue reanimado a los 15 minutos del nacimiento por el médico pediatra de guardia. No obstante, se provocaron graves daños por asfixia perinatal que causó una encefalopatía hipóxico isquémica severa en el recién nacido. Fue trasladado a La Fe, donde falleció el 14 de mayo de 2015.

Relación causa/efecto

Los jueces consideran que el resultado de las pruebas practicadas referentes a la lex artis ad hoc establecen una relación de causalidad entre la actuación de los profesionales sanitarios y el fallecimiento del bebé, “pues la demora en la cesárea urgente e inmediata le provocó por asfixia perinatal una encefalopatía hipóxico isquémica severa causante de su muerte a los dos días del nacimiento“.

Estas conclusiones, añade, se alcanzan del resultado de la prueba practicada, valorado conjunta y ponderadamente y con arreglo a las reglas de la sana crítica.

En principio los padres presentaron la demanda por la vía penal, pero el juzgado que instruyó la causa sobreseyó la misma. Sin embargo aún quedaba abierta la vía civil. Y en este ámbito sí que se estima la demanda y se condena a las dos aseguradoras del ginecólogo y la matrona.

El juzgado se refiere a los protocolos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y ve un factor de riesgo intraparto como era la presencia de meconio en el líquido amniótico.

Además, añade, se daban patrones de frecuencia cardíaca fetal sugerentes de riesgo de pérdida del bienestar fetal, pues tales protocolos establecen como factores de riesgo las taquicardias (160 lat/min), las deceleraciones variables ligeras o moderadas durante más de 30 minutos y la disminución de la frecuencia cardíaca de 70 lat/min.

Por lo que considera que ante la presencia de tales factores de riesgo de daño hipóxico y sugerentes de compromiso fetal, la conducta a adoptar era la realización de pruebas o técnicas como la determinación del pH en cuero cabelludo fetal, que se considera el indicador más fiable y el parámetro que mejor sustenta la indicación de una finalización inmediata del parto. O la pulsioximetría fetal, que determina de forma continua la saturación arterial de oxígeno de la hemoglobina fetal por medios ópticos, o bien el estudio de la situación del equilibrio ácido-base del feto. Todo ello con el fin de diagnosticar las complicaciones hipóxicas.

Sin embargo, a tales factores o circunstancias se les restó importancia por parte del ginecólogo, especialista elegido por la madre para controlar su embarazo y que le iba a asistir en el parto. No se le practicaron las pruebas al bebé y, tras nacer, falleció a los dos días.

1 Comment

Responder

Your email address will not be published.

No olvides...

Foto de archivo de unos bomberos castellanomanchegos durante un simulacro de incendio en mayo de 2022. — Lola Pineda

Varios detenidos por el presunto crimen que provocó la muerte de tres personas en Guadalajara

Los cadáveres de los fallecidos corresponden a un matrimonio, ambos de 52 años, y su hija, que había cumplido 22
Archivo - El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una reunión con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en el Palacio de la Moncloa, a 8 de defensa de octubre de 2021

Sumar rechaza aumentar el gasto en Defensa pese a la presión de Europa y Estados Unidos

La prórroga de los presupuestos hace inviable la redistribución económica impuesta por la OTAN para alcanzar el 2% del PIB
Una de las microcámaras se encontró en un peluche menor grabación agredir y grabar sexualmente málaga cabronazo

Detenido por agredir sexualmente y grabar con cámaras ocultas a su hijastra en Málaga

El procesado llevaba siete años conviviendo con la menor y grababa los encuentros no consensuados, en los que drogaba a

Un hombre y su hija irán a juicio por apuñalar y pegar con un bate de béisbol a un familiar tras una discusión

El Ministerio Público pide ocho años de cárcel para la mujer y, para su padre, nueve años y medio de