Raúl Díaz, acusado del homicidio de su esposa, sale de la cárcel tras estar cuatro años sin juicio en prisión preventiva

0
Romina Celeste y Raúl Diaz
Romina Celeste y Raúl Diaz

Edilberto Galán, abogado de Raúl, dice que Romina murió por «causas naturales»

Este viernes, Raúl Díaz Cachón ha salido de la cárcel de Tahíche en libertad provisional por haberse cumplido este fin de semana cuatro años desde que fue detenido por el presunto asesinato de su mujer Romina Celeste en Lanzarote. Díaz se encontraba en prisión provisional y sin juicio, desde el 16 de enero de 2019.

Raúl salió a las 11 de la mañana hora canaria, acompañado de un familiar y con el rostro cubierto.

Todavía no ha sido posible celebrar la vista con jurado popular que pueda dirimir cómo fue la muerte de su esposa Romina Celeste, pero Raúl, culpable o no, ya ha cumplido desde hoy mismo, cuatro años de cárcel.

Edilberto Galán, que ejerce la dirección letrada de la defensa, ha presentado una retahíla de recursos y alega que Romina pudo fallecer por “causas naturales”  (posible ingesta de pastillas). “Faltaban pruebas, se habían saltado las reglas como las de la prórroga  de la instrucción -que es un derecho fundamental y está recogido en la Ley de Enjuiciamiento Criminal-, no me admitían pruebas fundamentales y  al final hemos tenido también que ir al Constitucional” señala el letrado.

Cuando se celebre la causa, el jurado popular tendrá que averiguar cuál fue la causa de la muerte de Celeste, que fue troceada y quemada por su pareja en la barbacoa que tenían ambos en el patio de la casa donde convivían.

La acusación particular está a cargo de la abogada Emilia Zaballos.

Raúl se enfrenta a los posibles delitos de maltrato habitual, lesiones, simulación de delito, homicidio y profanación de cadáver.

En su declaración ha negado en todo momento que acabara con la vida de su esposa, asegurando que la encontró muerta al llegar a su casa, y que troceo el cadáver y lo quemó porque se asustó.

El marido de Romina dijo a la Guardia Civil que tiró partes del cuerpo de Romina al mar en distintos puntos de la costa.

No era la primera vez que discutían

Todo comenzó el primer día de enero de 2019 en Lanzarote cuando Raúl salió a buscar a su esposa que había dejado la vivienda. No estaba en casa. Debido a una discusión con su marido provocada por su intención de traer a su hijo de América.

Según Raúl, no era la primera vez que discutían por ese motivo y que Romina abandonara la vivienda de esa manera.

Raúl, el marido de Romina, denunció su desaparición una semana después de que desapareciera el 31 de diciembre de 2019.

El ahora imputado alquiló un coche para, supuestamente, deshacerse de los restos del cadáver.

Su abogado, sostiene que Raúl no mató a Romina, que se la encontró muerta en el baño, y que en las vísperas del crimen ella tomó muchas pastillas y que fueron éstas las que le ocasionaron la muerte.

Galán, señala, que la libertad de Raúl obedece al cúmulo de recursos que él ha interpuesto durante la instrucción por entender que se estaban vulnerando derechos fundamentales de su cliente.

La abogada de Romina, Emilia Zaballos, lamentó ayer la tardanza en la celebración del juicio, motivo este, explicó, que ha determinado la puesta en libertad del acusado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí