Paraísos

14 de mayo de 2024
1 minuto de lectura
Una familia.- Iglesia de Jesucristo

Los paraísos no se encuentran en los puestos de fruta de las plazas donde el pudor enrojece sin medida a las cerezas, las manzanas esconden su pecado detrás de los papeles de celofán que las envuelven; se contagian de risa, unas a otras, las papayas con las mandarinas y el músculo del plátano se enferma de amarillos. No. El paraíso no es sólo la hermosura visible, sino que descansa en la salomónica sabiduría que permite reconocer, como una dicha inabarcable, la elección de la Verdad que ahogue, de una vez y para siempre, a las mentiras.

Y en nuestra casa puede estar la gloria, el paraíso, el manantial de las dulces aguas y los besos… porque la vida empieza hoy si verdaderamente así lo deseamos.

A la hora de la verdad, Dios nos va a pedir cuenta de por qué no hemos sido felices con tantas oportunidades como tuvimos.

Responder

Your email address will not be published.

No olvides...

Las rosas de Juan Ramón

pedrouve Aprovechando un descanso entre guerra y guerra; cuando su corazón le dio permiso para vislumbrar algunos paisajes florecidos, Juan

Cartas de recomendación

Gracias a estos gobiernos últimos, hay tanta variedad para enmarcarse en cualquier disciplina que, socialmente, no sabemos muy bien si

Cinco días más

Seguramente, después de la multitudinaria manifestación en Cibeles para advertir al mundo, y a nosotros mismos, sobre la anormalidad que

Hombres del pasado

Sólo ha cumplido 55 años, si bien tiene en la cara una tristeza antigua, como de haber acumulado sinsabores