Lesmes se plantea dimitir en las proximas semanas si no se renueva el Consejo General del Poder Judicial

0
El Presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, recibe al Rey Felipe VI a la apertur del nuevo año judicial./ EP

Lesmes ha advertido que, «de no ser atendido este llamamiento que hago, será preciso reflexionar sobre la adopción de otro tipo de decisiones que ni queremos ni nos gustan»

El presidente del Tribunal Supremo (TS) y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, ha solicitado públicamente este miércoles, durante la apertura del año judicial, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, que se reúnan «con urgencia» para pactar la renovación del CGPJ en las «próximas semanas», al tiempo que ha amenazado con tomar decisiones que no le gustan si no se devuelven sus plenas capacidades al Consejo.

«Solicito pública y solemnemente al Presidente del Gobierno de España y al Jefe de la Oposición, máximos responsables de los partidos políticos con mayor representación parlamentaria, que se reúnan con urgencia y lleguen a un acuerdo que ponga solución definitiva a esta situación insostenible que acabo de describir, de manera que el Consejo General del Poder Judicial sea renovado en las próximas semanas o, de no serlo, sea restituido en la plenitud de sus competencias«, ha dicho.

Lesmes ha advertido que, «de no ser atendido este llamamiento que hoy hago, será preciso reflexionar sobre la adopción de otro tipo de decisiones que ni queremos ni nos gustan». Lesmes ha lanzado un mensaje de socorro ante la crítica situación de la Justicia que no puede hacer nombramientos. Advierte el presidente del Poder Judicial que en unos meses las salas de lo contencioso adminitrativo y de lo social del Tribunal Supremo no tendrán los magistrados necesarios para poder funcionar.

Lo que esta ocurriendo en la justicia española no tiene ni pies ni cabeza. En los últimos años la concepción de la ciudadanía hacia quienes deben impartir justicia es cada vez peor. La sociedad ya no cree en ella y de ella depende que vuelva a adquirir los niveles de confianza de los que disponía hace unos años.

En un discurso que ha sorprendido a propios a extraños por su dureza, Lesmes ha sostenido que «El escenario político de estos últimos años está debilitando y erosionando las principales instituciones de la justicia española“, ha dicho. Y ha insistido: “Me refiero lógicamente al Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Supremo. El primero de ellos, por falta de renovación en la percepción de los estados plazo y la limitación de sus funciones esenciales y, el segundo, por la constante merma de efectivos que se está produciendo desde el pasado año como consecuencia de la imposibilidad legal de su reposición. «La renovación es ineludible«, ha insistido. De no ser así, ha avanzado la toma de «medidas que ni queremos no nos gustan» que no pasarían por la dimisión en bloque del CGPJ. La puerta que si ha dejado abierta Lesmes es la de su propia dimisión.

De dimitir le sustituiría en el CGPJ el vocal más antiguo, que sería Rafael Mozo. En el caso del Tribunal Supremo asumiría su cargo el magistrado más antiguo, el presidente de la Sala Primera, Francisco Marín

El presidente del Tribunal Supremo (TS) y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, se plantea dimitir para forzar la renovación del órgano de gobierno de los jueces, según ha admitido en conversaciones con la prensa tras el acto de apertura del año judicial.

El magistrado ha asegurado que está dispuesto a dimitir pero ha subrayado que, de momento, no es una decisión tomada, sino una opción. Ha precisado, además, que no dejaría el cargo hasta que las negociaciones en el Consejo estén encaminadas a un acuerdo para nombrar a los dos magistrados del Tribunal Constitucional que le corresponden.

De dimitir le sustituiría en el CGPJ el vocal más antiguo, que sería Rafael Mozo. En el caso del Tribunal Supremo asumiría su cargo el magistrado más antiguo, el presidente de la Sala Primera, Francisco Marín.

Este mismo miércoles, en el marco de su discurso de apertura del año judicial, Lesmes descartó la posibilidad de una «renuncia colectiva» de los vocales y del presidente del Consejo y reprochó a quienes insinúan que de no hacerse se estaría poniendo de manifiesto un comportamiento «poco responsable». Señaló, sin embargo, que una renuncia individual sí sería «admisible».

Lesmes preside el CGPJ desde 2013. Su mandato caducó a finales de 2018, pero la imposibilidad de los partidos con mayor representación en las Cortes ha conllevado a que permanezca desde entonces en el cargo en funciones.

Pendiente del Constitucional

El también presidente del Supremo ha insistido en que de producirse su salida, sería una vez encaminadas las conversaciones entre los vocales del CGPJ para llegar a un consenso sobre los dos magistrados que el Consejo debe designar al Constitucional antes del 13 de septiembre.

Aunque aún no está claro que los vocales alcancen un acuerdo antes del plazo fijado por la ley, ha asegurado que confía en que no sea más allá de septiembre. Está previsto que mañana jueves el Pleno del Consejo se reúna con el objetivo de designar a los dos magistrados del TC. Lesmes ha incidido en que cree que el encuentro irá «bien» y permitirá fijar las normas para la negociación.

Justo la noche del martes, los vocales más críticos insistieron en un cónclave que era necesario establecer las «reglas de juego», es decir, fijar el procedimiento interno para llevar a cabo estos dos nombramientos antes de llegar a un acuerdo, según señalaron a esta agencia fuentes presentes en el encuentro.

Lesmes también ha asegurado que una vez que los vocales le trasladen que hay una posibilidad de acuerdo claro convocará otro Pleno extraordinario para abordar el asunto.

La mayoría parlamentaria aprobó en marzo del año 2021 una reforma impulsada por los partidos en el Gobierno para impedir al órgano de gobierno de los jueces hacer nombramientos de miembros de la carrera judicial mientras estuviera en funciones. Desde entonces hay 60 vacantes sin cubrir en la cúpula judicial, 16 de ellas en el Tribunal Supremo que tiene a la sala de lo contencioso – administrativo en una situación crítica con el mínimo legal de magistrados para constituir todas sus secciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí