«En mi centro hay entre 1.500 y 2.000 pacientes sin médico asignado»

2
Manifestación de médicos de atención primaria
Manifestación de médicos de atención primaria. Fuente: | ISABEL INFANTES / EUROPA PRESS

Entrevistamos a una profesional de la atención primaria, en el contexto de la crisis de esta área de la sanidad pública

Este domingo, la Marea Blanca vuelve a convocar una gran manifestación en Madrid, con el lema “¡2023 y Sanidad Pública sin Solución!”. Desde este jueves, Amyts ha convocado una huelga indefinida tras los escasos avances que se han dado en las negociaciones con el Gobierno de Ayuso.

El miércoles, en la cita del sindicato con el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, estaban sobre la mesa como asuntos principales el incremento del valor de la Tarjeta Sanitaria Individual a cada profesional y la incentivación de la cobertura de plazas en turno de tarde. Según la portavoz de Amyts, Ángela Hernández, este encuentro se ha asemejado a las primeras reuniones, con «un uno», si aplicara una nota del 0 al 10.

Para Hernández, la Consejería se ha limitado a un «cambio de presupuesto de un sitio a otro». Por su parte, Escudero cree que «se ha constatado la falta de voluntad de Amyts para negociar una salida a la huelga».

Aun así, Madrid no es la única autonomía con problemas en la atención primaria. Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Navarra, Aragón, Extremadura y Cantabria convocarán también huelgas en fechas próximas.

La falta de médicos de atención primaria deja a cientos de personas sin un médico de familia asignado. Lo que implica que los pacientes, cuando acuden a un centro de salud, son atendidos por un profesional diferente. Como no tienen uno fijo que les sirva, los que sufren insuficiencias cardíacas, hipertensiones o diabetes no reciben un seguimiento adecuado. Además, los médicos de atención primaria tendrían que ver a unos 35 o 40 pacientes al día, pero llegan a atender a 80 o más.

La experiencia de una profesional

Pedimos opinión a una profesional de la atención primaria con ejercicio en un centro de salud de Madrid. «En mi centro, hay entre 1.500 y 2.000 pacientes sin médico asignado, porque faltan dos de turno de tarde. Además, cientos de niños no tienen pediatra asignado. Y las plazas no se rellenan, porque no quiere venir nadie», afirma.

Además, remarca que Ayuso ha reconvertido y desmantelado los médicos de urgencia, los de atención rural y los de atención primaria. En muchos centros, los celadores y las enfermeras tienen que suplir sus funciones.

Pregunta. ¿Cuál diría que son los problemas principales a los que se enfrenta la atención primaria? ¿Cómo le están afectando?

Respuesta. La gestión, el bloqueo de los presupuestos y la falta de personal. Nos están afectando con un rebosamiento de las consultas, que provoca un problema con los pacientes. A veces, hay agresiones e insultos. En mi centro, hemos llegado a la situación de denunciar a algún paciente, sin recibir el apoyo de nuestros superiores. Se ha solicitado que salga del centro de salud, pero sigue allí.

P. ¿Cuáles son las situaciones más alarmantes que ha vivido en este conflicto?

R. Hemos tenido urgencias vitales en las cuales la saturación hace que no atiendas como deberías a pacientes graves. Por ejemplo, un paciente con un dolor torácico, u otra situación grave, no puede ser adecuadamente valorado hasta que no entra en consulta, y, además, esto lleva tiempo.

La ambulancia puede tardar seis horas en llegar al centro de salud. Y cuando es necesaria la UVI móvil, puede venir sin médico. Esto es por una falta de recursos y de personal. Esto se vio agravado durante la pandemia; la ambulancia se demoraba mucho más, y el paciente moría antes de que llegara. Situaciones como estas las hemos vivido tanto en atención primaria como en hospitalaria.

P. ¿Qué le parece la propuesta de la Consejería de Sanidad de potenciar la teleasistencia?

R. La teleasistencia sirve para procesos muy elementales, como dar resultados de analíticas, radiografías y ecografías. Para mí no es un gran avance. Lo más importante es la exploración física. En la mayoría de las consultas no se puede completar la valoración del caso, si no se explora al paciente. No es suficiente con las pruebas complementarias.

En algunas especialidades se está avanzando mucho en este sentido, y hay casos que pueden resolverse con la telemedicina. Pero en atención primaria no lo veo posible. Te ahorras médicos con la excusa de la telemedicina. Esa medicina no la quiero practicar.

P. ¿Desde cuántos años diría que la atención primaria tiene problemas en Madrid? ¿Y en España?

R. Mínimo diez, incluso quince. Ya se sabía que iba a haber un problema, y no se atajó desde el principio. Hemos llegado a una agravación progresiva y hemos acabado en una situación de desamparo de los profesionales y los pacientes. A nivel de toda España, es un problema generalizado, pero en Madrid incide de una forma especial. Es la región más afectada.

P. ¿Cómo la pandemia ha empeorado la situación?

R. Como la pandemia requirió un esfuerzo especial, puso de manifiesto la precariedad de la atención primaria, y de ahí derivó la agravación de la crisis hasta la penosa situación que tenemos actualmente.

P. ¿Tiene algún familiar que haya tenido problemas de asistencia en atención primaria?

R. No, pero sí otros pacientes. Por ejemplo, la derivación a especialistas de alguien con sospechas de cáncer de colon. Se le cita para la colonoscopia dentro de diez o doce meses. Y si tienes un paciente con una patología para llevar al traumatólogo, le podrían derivar para dentro de un año.

En la atención primaria podemos pedir radiografías y ecografías, pero no resonancias. Eso lo tiene que dar el especialista del hospital. Entonces, lo ve dentro de ocho o diez meses. Le pide la resonancia, y pasan más meses. Luego, se valora el resultado de esta. Todo eso se demora en dos años.

Las cifras que dan los medios y la consejería son erróneas. Tres meses de demora desde que el especialista ve al paciente y decide que le va a operar. Anteriormente, pasan meses hasta que le valore y que le mande las pruebas. Cuando le decide operar, le deriva para el preoperatorio. En este momento, la administración empieza a contar el tiempo. Por tanto, es un dato falseado.

P. ¿En su opinión, qué medidas se necesitan para mejorar la atención primaria?

R. Primero, tanto la Consejería de Sanidad como la de Hacienda necesitan voluntad política. Tienen que aumentar los presupuestos y el personal, abriendo plazas MIR para hacer Medicina, con la garantía de unos contratos dignos. Habría más gente que querría hacer atención primaria.

Cuando tienes alumnos que son residentes, y ven el desastre que son los centros de salud, entiendo que no se quieran quedar y que se vayan a otras comunidades autónomas o a otros países. Porque la nuestra es el colofón del desastre. Si yo fuera más joven, ya no estaría aquí. Eso es comprensible, porque la gente quiere otro tipo de medicina.

Es el deterioro de la sanidad pública, que no creo que tenga solución. La atención primaria desaparecerá como está concebida.

2 COMENTARIOS

  1. Muy interesante la entrevista y muy clara la exposición de este grave tema. Hacen falta más artículos de este calibre

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí