En España hay cinco millones de personas en lista de espera: «Es un dato dramático»

0
Andoni Lorenzo Garmendia, Presidente del Foro Español de Pacientes |Fuente: E.P.

Los pacientes reclaman un cambio «total y absoluto» en la sanidad pública

El presidente del Foro Español de Pacientes (FEP), Andoni Lorenzo, ha reclamado una «reforma total y absoluta» del Sistema Nacional de Salud (SNS) para abordar retos como la cronicidad, el envejecimiento o la digitalización.

Así lo ha reivindicado Lorenzo en el XVII Congreso de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), que se ha celebrado este fin de semana en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Deusto, en Bilbao, con la asistencia de más de 150 periodistas y comunicadores especializados en salud.

«Tiene que haber una reforma total y absoluta. Necesitamos un Gobierno que haga una reforma seria del SNS. Lo veo complicado, porque legislatura tras legislatura seguimos en esta situación«, ha denunciado el representante de los pacientes.

Lorenzo ha alertado de que la sanidad pública española está viviendo una «situación muy preocupante» y «crónica». «Contemplamos con cierta normalidad lo que sufrimos tanto los pacientes como los profesionales. En España hay cinco millones de personas en listas de espera. Es un dato dramático. Es un dato frío que vivimos con cierta naturalidad», ha esgrimido.

El presidente de la FEP ha recordado, además, que en los próximos diez años se van a jubilar cerca de 80.000 médicos en la sanidad española. Lorenzo ha alertado, paralelamente, de que hay 17 millones de personas con patologías crónicas y nueve millones de españoles son mayores de 65 años.

«Tendríamos que ir hacia una sanidad enfocada a la cronicidad. El 60 por ciento del gasto en salud se realiza en los últimos cinco años de nuestra vida», ha detallado Lorenzo.

Igualmente, ha defendido que el SNS integre la digitalización: «Supone riesgos y amenazas pero también beneficios. Toda la parte del historial de los pacientes debería estar en todos los ordenadores de los centros sanitarios».

Otro aspecto a mejorar, según Lorenzo, es dar «mayor inversión y competencias a la Atención Primaria«. «Está muy mal, necesitamos más recursos, personal y hacer más atractiva la profesión de AP y descongestionar a los médicos de la especializada«, ha lamentado.

Por último, ha reivindicado la importancia de la participación de las asociaciones de pacientes. Para ilustrarlo, ha puesto un ejemplo de su importancia en el plan de vacunación contra la COVID-19, consiguiendo que se vacunara primero no solo por edad sino también por algunas patologías.

«El Ministerio de Sanidad nos convocó un viernes a las tres de la tarde para una reunión informativa de 15 minutos sobre la primera Estrategia de Vacunación contra la COVID-19. El plan contemplaba solo la vacunación por edades. Nosotros no entendíamos que no se incluyeran algunas patologías graves. La reunión terminó durando dos horas. Al final, el Ministerio incluyó el lunes a trasplantados, pacientes en diálisis y con cáncer», ha contado.

Con esta historia, ha insistido en la relevancia de los pacientes: «Estamos en un desierto. Las organizaciones de pacientes estamos en cuadro, no somos grandes. No tenemos una estructura como los sindicatos. El 90 por ciento de los que estamos en estas organizaciones somos voluntarios. Necesitamos que el mensaje de los pacientes se escuche«.

Misma opinión ha compartido la presidenta de la Alianza General de Pacientes, Pilar Martínez Gimeno. «Los pacientes estamos día a día dando caña ante todas las autoridades. Poco a poco nos van haciendo caso. Necesitamos que nuestro sistema sanitario esté cubierto. Apostemos por la salud», ha indicado.

El director general de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), Pedro Carrascal, ha denunciado que el problema del Sistema Nacional de Salud es «endémico». «El modelo está agotado. Que el paciente participe de su propia salud es clave para que el sistema sanitario avance«, ha remachado.

La importancia de los datos

En la misma línea que Lorenzo, Felipe Colón, líder tecnológico de la Fundación Wellcome y colaborador de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido en el uso de herramientas digitales para la vigilancia epidemiológica, ha reivindicado que «la pandemia ha demostrado que el manejo efectivo de datos en el ámbito de la salud salva vidas».

«La COVID-19 expuso las importantes limitaciones en la capacidad colectiva para usar y desarrollar datos u herramientas digitales para responder a pandemias y epidemias de manera efectiva, pero, a su vez, también demostró que juegan un papel clave», ha explicado Colón.

Sin embargo, el especialista ha añadido que, en el ámbito de la salud pública, «todavía hay barreras importantes a la hora de generar y mantener este tipo de información».

En este punto, Colón ha destacado que «es necesario invertir más en el desarrollo y manutención de datos, herramientas y talento para la prevención y control de enfermedades infecciosas a través de mecanismos que fomenten la colaboración y las trayectorias profesionales competitivas».

El Congreso de la ANIS se ha celebrado, precisamente, el fin de semana en que Madrid acogió una multitudinaria manifestación contra la política sanitaria llevada a cabo por la presidenta Isabel Díaz Ayuso y que convocó a más de 20.000 personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí