El indulto

0
Chaves y Griñán
El expresidente andaluz, Manuel Chaves (izquierda) y el expresidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán (derecha) | Fuente: Confilegal

Los niños pequeños, antes de dormir, piden a sus padres que les cuenten historias, aunque sean las mismas, pero ellos se duermen como si fuesen de estreno los cuentos de siempre. En la historia de España, sin embargo, llega un momento en que los cuentos soñados se tornan pesadillas.

Una sola vez, y por puro malabarismo social, almorcé junto al señor Griñán en Las Palmeras del Caballo Rojo, de Córdoba. Su aspecto era el de un actor de películas del oeste con balas de fogueo y una conversación deslucida por falta de interés y de argumentos. Al dejar su ministerio, se fue sucediendo a sí mismo en cargos de importancia, que su partido le servía en bandeja. En otros partidos ha pasado lo mismo porque, el que no tiene capacidades puede servir para cualquier cosa.

Lo del señor Griñán en Andalucía parece ser que fue un descuido negligente y provechoso en el reparto de tantos millones destinados a reducir el paro entre miles de paisanos que buscaban, que siguen buscando, la dignidad del trabajo.

Seis años de cárcel sentencia el Supremo que le corresponden. Los suyos en el Gobierno van a por el indulto. Y los que no tuvieron a los suyos en el Gobierno como un famoso alcalde de Jerez, más de tres años sufridos en la cárcel por mucho menos. O como un no menos famoso comisario, que sufrió casi cuatro años en prisión sin sentencia, argumentando una fuga que nunca tuvo lugar. O lo ocurrido con el mismísimo rey emérito, exiliado a la fuerza de su país, como si fuese un beneficiado relevante de los dineros perdidos en Andalucía…

Está claro en el derecho que todos somos iguales ante la ley, sin que deje de saberse en la práctica, que algunos son más iguales que otros. En una de las viñetas de El Roto, creo recordar, se argumentaba: «En España la justicia es igual para todos, pero las sentencias no».

Pues eso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí