El cambio climático, un problema mundial resumido en España

0
El pantano malagueño de La Viñuela
El pantano malagueño de La Viñuela. Fuente: | EUROPA PRESS

Los inviernos cálidos, las sequías, el aumento del nivel del mar y la mala calidad del aire son una de las consecuencias más evidentes que está dejando el ascenso de temperaturas en nuestro país

La AEMET ha anunciado a través de su cuenta de Twitter del escaso espesor de nieve en Navacerrada desde el año 1981, un buen ejemplo de lo que está ocurriendo en España este invierno. De hecho, a nivel nacional, ha sido el diciembre más cálido y seco desde hace 61 años, con lluvias un 16% debajo de lo normal.

En diciembre de 2022, la temperatura se situó casi tres grados por encima de la media de ese mes. En la mayor parte del sur y del este de España, las temperaturas fueron extremadamente cálidas. La tendencia no cambia mucho en el resto de Europa, ya que el año pasado alcanzó el segundo puesto en lo que se refiere a altos grados desde la era preindustrial en el Viejo Continente, y el quinto en el mundo.

Otro caso remarcable es el de los Pirineos, donde los glaciares han perdido un quinto de su superficie y seis metros de espesor entre 2011 y 2020. El 81% de la ciudadanía española piensa que su país no hace lo suficiente para luchar contra el cambio climático.

Diciembre, el mes más cálido

En veintisiete estaciones principales de la AEMET, la temperatura media de diciembre fue la más alta del mes desde que hay registros. Un factor que afecta tanto al turismo como a la agricultura. Según un estudio de la asociación European Anti Poverty Network (EAPN), España es el país más vulnerable al cambio climático. El estudio revela que este fenómeno afecta más a las poblaciones con menos recursos y en situación de vulnerabilidad social.

El informe, «Investigación aplicada sobre el impacto del cambio climático en las poblaciones en pobreza y vulnerabilidad social. Medidas para el afrontamiento y la recuperación», se basa en cuatro localidades de cuatro regiones distintas. Entre ellos, el caso más conocido es el de Los Alcázares, en Murcia. El Mar Menor baña sus playas.

Más allá de la contaminación del agua en esa zona por culpa de los fertilizantes, el aumento del nivel del mar y las lluvias torrenciales dejan a Los Alcázares en una encrucijada climática.

Pero donde el cambio climático acelera su ritmo es en los núcleos urbanos. En España, Madrid y Barcelona incumplieron los estándares de la calidad del aire entre 2010 y 2018, según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Algo que ha provocado un gran aumento de personas con problemas respiratorios.

Incluso algunos brotes epidémicos son consecuencia del cambio climático. Un estudio del CSIC demuestra que los seis últimos virus del sapo partero se deben a un incremento inusual de las temperaturas. Una tendencia que se da tanto en España como en toda Europa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí