Corinna: «El emérito utilizó a mi hija de 23 años: la llevaron con unos tíos de 78 al barco de Pepe Fanjul»

0
A la izquierda, Corinna Larsen y su hija, Anastasia Adkins; a la derecha, Juan Carlos I y su amigo íntimo, el empresario cubano, Pepe Fanjul | Fuente: montaje El Cierre Digital / El Mundo.
Extracto de la conversación entre Corinna Larsen y José Manuel Villarejo.

La examante de Juan Carlos I, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, le confiesa al excomisario José Manuel Villarejo de que «este verano [de 2016] lo que han hecho ha sido invitar a mi hija al barco de Fanjul [Pepe Fanjul, empresario cubano del azúcar y amigo íntimo de don Juan Carlos] con el emérito» (min. 00:00). «Tú imagínate: tú explicas que tu hija de 23 años está con unos tíos de 78» (min. 00:50), añade la princesa alemana. Se trata de un extracto exclusivo e íntegro de la conversación que reproduce este jueves FUENTES INFORMADAS, correspondiente al encuentro con Villarejo el 7 de octubre de 2016 en el restaurante londinense Santini.

Esta es otra entrega del serial que este medio está publicando y que hace dos años avanzó Okdiario, donde Villarejo ya se había ganado la confianza de la empresaria germana tras dos reuniones previas entre ambos.

El presente capítulo hace alusión al relato que realiza Corinna sobre la estrategia que llevó a cabo el rey emérito para hacerle daño. Entre otras cosas, la instrumentalización de sus hijos destinada a esos efectos. Ello después de que su relación -que se prolongó entre 2004 y 2009- hubiera terminado y que él le pidiera que le devolviese la famosa donación de 100 millones de dólares (64,8 millones de euros) que le regaló, algo a lo que Corinna Larsen se negó dado que consideraba que era «irrevocable».

En medio de esos tejemanejes, también estaba presente la campaña de ‘control’ que efectuó el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), tal y como ha desvelado este periódico recientemente con una conversación en la que estaban presentes dirigentes del CNI, para que Corinna no desvelara secretos de Estado e información personal de los negocios ilícitos de Juan Carlos I, un asunto que ha generado un daño irreparable a la Corona.

De hecho, se está dirimiendo en el Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra y Gales la demanda de Corinna por difamación, acoso y seguimientos ilegales hacia ella por parte de agentes del CNI. Tal como está contando FUENTES INFORMADAS a través de las informaciones del prestigioso periodista Ernesto Ekaizer, la corte inglesa verá el 8 o 9 de noviembre el recurso de Juan Carlos I contra la demanda de Corinna. Lo que se debe dilucidar en la apelación es si don Juan Carlos y el exdirector del CNI, Félix Sanz Roldán, actuaron así contra Corinna antes de la abdicación del monarca, entre 2012 y junio 2014, y si lo hicieron en «su condición pública o privada» cuando se ordenaron las actuaciones denunciadas por Corinna Larsen en los tribunales de Londres.

Corinna: «¿Y si a mi hija le ha puesto dinero no sé quién…? Están utilizándola de cualquier manera»

«¿Sabes que este verano lo que han hecho ha sido invitar a mi hija al barco de Fanjul con el emérito?» (min. 00:00), le dice Corinna a Villarejo. A lo que el expolicía responde: «¿En serio?». La princesa Corinna prosigue su narración. «En serio. La madrina, que es amiga mía, está casada con los Borbones. Sacaba en el barco a su hermano en Estados Unidos. En cambio, yo tuve que quedarme una semana dentro de mi casa con miedo por si la prensa tomaba una foto. Tú vas a explicar que… Claro, muchísima gente lo ha visto. A lo mejor mi hija, que tiene 23 años, que es un poco difícil en este momento, ¿y si le ha puesto dinero no sé quién? ¿Sabes? Están utilizándola de cualquier manera» (a partir del min. 00:07).

La hija mayor de Corinna a la que hacen referencia es Anastasia Adkins y nació en Londres a raíz de su matrimonio con el empresario británico Philip Adkins. Se conocieron en París después de que ella terminara sus estudios de Relaciones Internacionales y empezara a trabajar un tiempo en la empresa francesa de cosméticos L’Oreal. Asimismo, su hija Anastasia estuvo presente en la cacería de elefantes de Botswana del 12 de abril de 2012 donde Juan Carlos I se rompió la cadera y después tuvo que pedir perdón por el escándalo que suponía estar en ese tipo de ‘eventos’ cuando la crisis financiera de 2008 asolaba a los españoles.

En la charla, a la antigua amante del rey emérito le sorprende tanto que utilizaran de esa manera a su hija que se muestra enfadada con la campaña de desprestigio que supuestamente quería realizar Juan Carlos I contra ella. Máxime, cuando, según ha trascendido, no mantenía una buena relación con su hija mayor. «Ella [su hija] no se da cuenta de que si eso sale en la prensa…. Tú imagínate: tú explicas que tu hija de 23 años [en realidad tenía 24 en ese momento] está con unos tíos de 78. Entonces, claro. Después del verano recibí muchísimas llamadas diciendo: ‘Está todo bien?. ¿Estás de vuelta con el señor [don Juan Carlos]?. Ah, porque tu hija…’Imagínate’…» (min. 00:47).

Villarejo estaba ahí para ayudar a Corinna y pone de relieve la afirmación que realiza Corinna sobre la utilización de los hijos para tratar de causarle sufrimiento: «Hay que estar en una alerta temprana total, ¿eh? (…) Es lo más repugnante» (min. 1:15). Posteriormente, le realiza un ofrecimiento, que era uno de los objetivos de la reunión: hacer frente al presunto acoso del CNI, analizando todas las «comunicaciones» que la agencia, el CNI, mantenía con Corinna para amedrentarla. «Pero, por favor, cualquier cosa, cualquier duda, dame un toque. Avísame porque yo no tengo ningún problema en…», le traslada el antiguo miembro de la Policía. A lo cual ella le desliza que es clave que él intervenga en este asunto y le preste su ayuda porque «todavía no he ganado nada» (a partir del min. 3:22).

El excomisario José Manuel Villarejo saliendo de declarar de la Audiencia Nacional el pasado junio | Fuente: Carlos Luján / Europa Press.

Corinna afirma que Juan Carlos I y su séquito «son muy malignos» al utilizar’ así a su hija

El policía retirado empatiza con su interlocutora porque el CNI también ha utilizado ese modus operandi con uno de sus hijos. «A un hijo mío le han tratado de involucrar en un tema. Es que [el CNI] utilizan esa misma técnica, ¿eh?», comenta. Corinna le pregunta si «están utilizando» a sus hijos y Villarejo se reafirma (a partir del min. 1:30 ).

De todos modos, Corinna Larsen se congratula de que «por suerte, no ha salido en la prensa rosa. (…) Es muy feo», un diagnóstico que coincide con el que apunta el excomisario. En realidad, según la princesa alemana, «al principio [el emérito] decía que mi hija estaba con él», lo que demostraría esa presión explicíta de don Juan Carlos. «‘Coge a la madre, manda a su hija'», piensa Corinna que dijo Juan Carlos I en ese contexto, un detalle, a su juicio, «súper feo». Un asunto «tremendo» (a partir del min. 1:57) en opinión de ambos.

Pese a que no se aprecia completamente, se trasluce el plan del emérito, que no era otro que, conforme se deduce, hacer sufrir a su antigua amante después de todas las desavenencias que hubo entre los dos y que ella se negaba a volver con él. Algunas de corte sentimental y otras relacionadas con la obsesión por el dinero y las propiedades.

«Ahora decide que tenga [ininteligible] En realidad, porque ese no es el [su hijo] pequeño, no tiene ni idea [de la campaña de presunto acoso del CNI y la instrumentalización de sus hijos para dañarla]», explica la empresaria de origen alemán. De tal manera, sentencia que «son muy malignos» (a partir del min. 2:24) al haber planteado este método de presión con el único objetivo de infligirle un alto coste en términos personales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí