Corinna aseguró que el emérito manipula “mejor a los hombres que a las mujeres: lo hace con mi hijo de 14 años”

22 de febrero de 2023
5 minutos de lectura
El rey Juan Carlos I
Juan Carlos I con su expareja y ahora demandante en el juicio de Londres, Corinna Larsen. | Fuente: Europa Press

Fuentes Informadas reproduce en exclusiva un audio entre el comisario Villarejo y la antigua amante del rey donde esta habla de los presuntos actos de acoso que llegó a realizar don Juan Carlos

Extracto de la conversación entre la examante de Juan Carlos I y el comisario José Manuel Villarejo el 7 de octubre de 2016.

7 de octubre de 2016. Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la antigua amante del rey Juan Carlos I se reúne con el comisario José Manuel Villarejo en el restaurante italiano Santini, situado en Londres. En un audio al que recientemente FUENTES INFORMADAS ha tenido acceso en exclusiva, Corinna, quien mantuvo una relación sentimental con el emérito entre 2004 y 2009 -aunque luego fueron amigos-, le asegura a Villarejo que Juan Carlos I “seduce mejor a los hombres que a las mujeres”. En particular, se queja de esa manipulación o influencia negativa que estaba ejerciendo con su hijo Alexander -de 20 años actualmente- para ponerle en su contra: “Ahora lo está haciendo con mi hijo de 14 años” (a partir del min. 0:28 del audio que figura en la parte superior).

En ese momento, Villarejo ya se había ganado la confianza de la empresaria germano-danesa tras dos reuniones previas entre ambos, el comisario le muestra su apoyo ante las presiones que, según Corinna, está recibiendo del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y, en especial, del general Sanz Roldán. Y también, por supuesto, del propio exmonarca, el cual, según Corinna, trató de poner en su contra a su hijo, así como otros amigos y miembros de su entorno; un razonamiento que esgrime Larsen para justificar los presuntos actos de acoso en el juicio por lo civil que se celebra en Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra y Gales. Esta y otras acciones están siendo juzgadas ahora en Londres tras la demanda de Corinna que también contiene acusaciones de seguimiento ilegal de agentes del CNI y difamación.

Corinna se muestra desesperada. “Si tú conoces a alguien más…” (min. 0:11), alguien que pudiera ayudarla a que ese ‘control’, al que supuestamente la sometió rey emérito y los servicios secretos españoles, cesara. El objetivo del rey fue primero tratar de recuperar su relación sentimental. Después, la cuestión se tornó más perversa: quería que le devolviera los 100 millones de dólares (casi 65 millones de euros de aquel momento) procedente de un “regalo” del monarca saudí Abdulazziz que le donó para tratar de esquivar al fisco puesto que no se acogió a la amnistía fiscal del año 2012.

En cambio, la versión pública de Corinna es bien diferente, tal y como manifestó en el podcast Corinna y el Rey que se lanzó hace unos meses. En esas cintas viene a decir que don Juan Carlos “calculó que Alexander [el hijo de Corinna] y yo debíamos recibir una cantidad que no fuera inferior a lo que recibieron otras mujeres”, en lo que ella viene a definir como una especie de “acuerdo de divorcio”.

Se cree que esos 100 millones de dólares que le entregó el Reino de Arabia Saudí estaban vinculados a una comisión por la obra del AVE a la Meca. En suma, esa ‘donación’ estaba encaminada a que Corinna Larsen ejerciese de testaferro para que el emérito ocultase su dinero; pero la empresaria no quiso devolvérselo cuando este se lo pidió razonando que era “irrevocable”.

“Una seducción mala”

“Este juego es tan fatal. La gente más floja estaría como: ‘¡Ah!’ [y hace un gesto]”, dice Larsen y Villarejo agrega: “Babeando”. Pero la antigua amante de Juan Carlos I se refiere a otra cosa. “Es como una seducción”, continúa. “Sí, una seducción mala” (a partir del min. 0:14), confirma el policía.

Corinna quiere decir que la presión que estaba sufriendo por su negativa a devolver esa cantidad millonaria de capital -entre otros hechos que desencadenaron el acoso del rey emérito- no la aguanta cualquiera, un hostigamiento que le llegó a causar un malestar emocional y un clima familiar negativo.

En ese punto es cuando sentencia que Juan Carlos I “seduce mejor a hombres que a mujeres, creo yo” (min. 0:28). Y lo sabe porque lo ha vivido en sus carnes e incluso ha visto cómo supuestamente trató de manipular a su hijo Alexander Kyril zu Sayn-Wittgenstein-Sayn para que tuviera una visión negativa de su madre. Que solo pensaba en el dinero o que era una ladrona, en el marco de esa donación que nunca se devolvió. “A todos les había dicho que era una ladrona, que era desleal y que no era digna de confianza, y eso para mí fue devastador”, llega a asegurar en el podcast Corinna y el Rey avalando esa tesis.

De esta forma, reitera que don Juan Carlos “es mejor con hombres que con mujeres”. “Creo yo, sabe hacerte la… Lo he visto hacer… Entonces, ahora lo está haciendo con mi hijo de 14 años” (a partir del min. 0:35), cuenta apenada. La princesa de origen alemán quiere mostrar cómo el rey emérito es capaz de manipular a la gente e incluso a los más allegados de una persona, pero no le salen las palabras debido a que no domina completamente el castellano. Al mismo tiempo, Villarejo trata de consolarla.

Con anterioridad, el comisario le reitera su ayuda y se remite al enlace que los puso en contacto: el expresidente de Telefónica, Juan Villalonga. De hecho, llegaron a quedar en una reunión a tres el 16 de abril de 2015 en la casa de Corinna que reprodujo íntegramente este diario digital, donde trataron diversos asuntos sensibles. Villarejo y Villalonga ya se conocían. También Corinna y este último debido a que su mujer, la aristócrata Vanessa von Zitzewitz, es una de sus mejores amigas. “A mí Juan [Villalonga], de verdad, me ha dicho: ‘Oye, esta mujer como si fuera yo, por favor, te pido que le ayudes a muerte'” (min. 0:01), comenta Villarejo, que de nuevo desempeñaba el papel de solucionador de problemas mientras que estaba enfrentado con el CNI.

El presunto grupo de WhatsApp donde el rey criticaba a Corinna

En el citado podcast, producido por Project Brazen en colaboración de PRX, Corinna pone de manifiesto que esa manipulación se extendió a todas las capas de sus relaciones sociales: sus amigos, sus socios y, a la postre, su familia. “En ese punto, les había comido la cabeza a muchos de mis contactos, a todos mis clientes, exmaridos, amigos cercanos, y ahora iba a por mis hijos”, expone.

Algo que enlaza con lo que expone en esta conversación que revela FUENTES INFORMADAS puesto que en su séptimo capítulo narra que don Juan Carlos creó un supuesto grupo de WhatsApp cuyos integrantes eran sus dos exesposos, Philip Adkins y Casimir zu sayn-Wittgenstein; y sus hijos, el propio Alexander y Anastasia, de la que este digital ya publicó información relevante acerca de sus andanzas con el emérito. En ese grupo, según dice, se dedicaban a criticar a Corinna.

Sin embargo, lo que le hace saltar todas las alarmas es que tenía continuos encontronazos con su hijo, que en ese momento se encontraba en plena pubertad. Pero no se trataba de una rabieta adolescente puntual sino que, en ocasiones, desbordaba ciertos límites y parecía que estaba empezando a odiar a su madre. La razón es la manipulación o influencia negativa que tanto su padre Casimir como el emérito estaban ejerciendo sobre él.

Hay que reseñar que Alexander llegó a tener una relación muy especial con el rey al estar presente en muchos momentos de su vida cuando fue la pareja de su madre. Corinna dice incluso en el segundo capítulo del podcast que llegó a llamarle “papá”.

“Se hacen llamar The Pride, como en una manada de leones”, dice sobre el nombre del grupo que podría significar “La Manada” -aunque también “el orgullo”- aunque Corinna opta por la primera opción dada la afición a la caza del emérito y sus exmaridos. Es un hecho que coincide con su declaración ante el juez de Londres para enlazarlo a los actos de acoso de los que acusa a don Juan Carlos.

Responder

Your email address will not be published.

No olvides...

El Senado crea la comisión que investigará el CIS de Tezanos, presidida por el ‘popular’ Antonio Luengo

Teresa María Belmonte y el socialista Gabriel Colomé forman parte del grupo de senadores que indagarán el Centro de Investigaciones
Descuideros en Barajas | Fuente: EP

30 detenidos y 56 investigados en una operación contra los ladrones en el aeropuerto de Barajas

El uso de cámaras distribuidas por Aena en todo el recinto aeroportuario permitió a los agentes identificar a los ladrones

Ratificada la condena a casi 24 años de prisión a un hombre por abusar de las sobrinas de su esposa

Un acusado entraba en la habitación donde dormían sus víctimas menores y se acostaba con la de menos edad
Agente de la GC | Fuente : EP

100 detenidos por una trama de estafas bancarias que en Málaga sustrajo casi 1,2 millones a víctimas

Un grupo de delincuentes utilizaba técnicas de spoofing, smishing y vishing para suplantar números telefónicos y enviar SMS fraudulentos