Condenado a ocho años y medio de prisión por intentar matar a un médico con unas tijeras en Palma

19 de abril de 2024
1 minuto de lectura
Audiencia Provincial de Baleares | Fuente: Europa Press
Audiencia Provincial de Baleares | Fuente: Europa Press

Los magistrados enfatizan que el ataque se centró en áreas vitales del cuerpo, lo que implica “una clara intención de causar la muerte de la otra persona”

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares ha dictaminado una sentencia condenatoria de ocho años y medio de prisión para un individuo por intentar matar con unas tijeras a un médico en febrero del año pasado en una clínica en Palma.

El médico vio que el acusado había dejado un teléfono móvil grabando en una mesilla contigua a la camilla donde le iba a realizar unas curas. El médico le dijo al paciente que no podía grabar sin su permiso y que iba a parar el aparato. En un giro sorpresivo, el procesado se levantó de la camilla, se acercó al médico por la espalda y le propinó múltiples puñaladas en el cuello y el pecho utilizando unas tijeras quirúrgicas disponibles en la sala.

Los jueces afirman en su fallo que la versión exculpatoria del procesado carece por completo de respaldo probatorio, sin ningún aval de parte alguna. En contraposición, resaltan el testimonio de dos testigos que presenciaron el forcejeo entre ambos y confirmaron que el agresor tenía las tijeras en su posesión. Estos testigos aseguran que el doctor solo intentaba contener al agresor, quien “sostenía las tijeras en su mano”.

La Sala también destaca que los agentes policiales que intervinieron en el incidente no observaron sangre ni lesiones en el agresor, “mientras que sí notaron abrasiones visibles en el cuello del médico, cerca de la yugular”. Según el Tribunal, los hechos demostrados en el juicio se enmarcan en un intento de asesinato, dado que el arma utilizada por el acusado, “el área de las lesiones infligidas a la víctima y la cantidad de puñaladas revelan un claro deseo de matar”.

El ataque se centró en áreas vitales y esto implica una clara intención de causar la muerte

Los magistrados enfatizan que el ataque se centró en áreas vitales como el pecho y el cuello. “Esto implica una clara intención de causar la muerte de la otra persona, junto con una acción sorpresiva caracterizada por un ataque repentino, inesperado y aprovechado mientras la víctima estaba de espaldas y en la camilla”, señalan los jueces.

El Tribunal ha determinado que el agresor no podrá acercarse ni comunicarse con la víctima durante quince años y deberá indemnizarla con 8.250 euros. Además, han ordenado la expulsión del territorio español del procesado una vez que haya cumplido tres cuartas partes de la pena, con una prohibición de retorno por diez años. Por el momento, la Sala ha decidido mantener al acusado en prisión provisional hasta que la sentencia sea firme.

Responder

Your email address will not be published.

No olvides...

Los judíos en España aseguran que es “un reconocimiento al terrorismo” considerar a Palestina como Estado

"Sánchez tendría que actuar en consonancia con el resto de socios europeos para lograr la inmediata liberación de los secuestrados

Castellón pide a la Fiscalía emitir orden de arresto para los investigados de ‘Tsunami’ por no acudir a la citación

Las defensas de los citados solicitaron al magistrado la suspensión de sus declaraciones, un extremo que fue rechazado por el

El Supremo absuelve a ‘El Pequeño Nicolás’ de los delitos de usurpación de funciones y cohecho

El alto tribunal sostiene que la acción del acusado carecía de la nota de pluralidad que demanda el Código Penal
Speed | Fuente: GC

Desarticulado un laboratorio con más de 600 kilos de speed en San Sebastián

Este laboratorio se utilizaba para elaborar, empaquetar y distribuir la droga a nivel nacional