Abanicos para la ministra

18 de abril de 2024
1 minuto de lectura
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. | Fuente: Eduardo Parra / Europa Press.

Tuve un compañero de colegio que a todas pretendía. Cualquier muchacha que se nos cruzaba tenía encantos para él y todas se iban con el piropo incorporado, como quien pone un encaje fino sobre su pecho abierto. Yo le preguntaba:

-¿Pero te gustan todas?

-No. De ninguna manera. Sólo que, entre tantas, alguna se sentirá conmovida.

Instintivamente, como quien busca una sombra en agosto, miro al buzón de las cartas cada vez que salgo de mi casa. Suele haber un sobre del banco, otro de Endesa o una multa de tráfico con descuento al pronto pago. Y, en los primeros meses del año, Hacienda me enternece con su carta buscando consecuencias.

La señora ministra del ramo, que tiene las manos cansadas de tanto aplaudir vulgaridades recompensadas, mira en su lista negra y se dice: “A por Xavi Alonso. A por Iniesta. A por Ancelotti”. Luego ellos se defienden ante el despropósito de su avaricia y la justicia termina dándoles la razón. Pero la señora ministra los señala, los piropea y… algún que otro descuidado puede que caiga. Para ir a la feria de Sevilla la señora ministra se hace abanicos con los billetes de quienes trabajan.

1 Comment

Responder

Your email address will not be published.

No olvides...

Clarisas de Burgos

pedrouve

Amnistías

Buscando amnistías históricas que puedan ilustrar la conveniencia de la de ahora, descubro aquella que en 1825 promulgó el rey

Primero vivir, luego filosofar

Se precisa de mucha inteligencia, como la de Aristóteles, para condensar en una frase todo un comportamiento: “Primero vivir, luego

El marciano

Quienes nos hemos impuesto la responsabilidad de opinar en medios de comunicación, debemos ser muy respetuosos con lo que decimos