45 policías procesados por las cargas del 1-O en Barcelona: hubo fuerza «claramente innecesaria»

0
policial
Guardia Civil y Policía Nacional incautan urnas del 1-O. | Fuente: EP

El juez finaliza la investigación y da ‘carpetazo’ al caso para 20 agentes en el referéndum ilegal del 1-O

El Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona ha procesado a 45 agentes de la Policía Nacional por las cargas del 1 de octubre de 2017 por emplear, en algunos casos, una fuerza «claramente innecesaria» en el marco del referéndum ilegal de secesión en Cataluña. En un auto de 73 páginas que ha trascendido este jueves el juez Francisco Miralles da por zanjada la investigación y da carpetazo para otros 20 agentes investigados.

El juez instructor hace un relato exhaustivo sobre varios sucesos acaecidos en varios colegios electorales en el que afirma que las directrices de actuación policial proporcional se cumplieron en 14 de los 27 colegios de Barcelona. En cambio, en el resto hubo «agarres y empujones», pero no un desempeño desproporcionado en todos esos casos. Todo ello el día en el que la Fiscalía ha solicitado al Tribunal Supremo que al líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Oriol Junqueras, se le mantenga la inhabilitación de 13 años junto a otros líderes del ‘procés’ a pesar de la reforma penal efectuada por el Gobierno

Infiere que en la votación que se produjo el Instituto de Educación Secundaria Pau Claris «claramente los responsables del operativo policial no cumplieron sus obligaciones de supervisión de la acción de los agentes bajo su responsabilidad, ya que, como se ha dicho en resoluciones anteriores en este juzgado y por diversos autos de la Audiencia de Barcelona, la actuación policial fue claramente desproporcionada en general».

De hecho, según ha informado Europa Press, es en este colegio donde se ha identificado al policía que saltó desde una escalera para dar una patada sobre un hombre, así como otros tres agentes que ya están procesados y figuran en vídeos lanzando escaleras abajo a varias personas.

Porrazos en la cara

Sobre la Escola Mediterrània, donde hubo 20 denunciantes y entre los heridos un hombre de 82 años, el juez relata a partir de las imágenes de la jornada. «Los agentes se dirigen de forma directa hacia la multitud y, sin mediar palabra, advertencia o requerimiento alguno, empiezan a empujar a las personas allí congregadas, iniciando una situación violenta de gran confusión que va aumentando hasta el punto de observarse personas empujadas al suelo, una persona con la cara ensangrentada y un agente golpeando con su defensa en la cara de las personas que ya están desalojadas».

El juez constata que el responsable del dispositivo incumplió la normativa policial al ordenar actuar de esta forma, y añade que «en este colegio se llevó a cabo una auténtica carga policial, que por su modo de llevarse a cabo y su falta de anuncio resultó en diversos resultados lesivos«.

Procesa al jefe de este dispositivo, y a siete policías más, entre los que destaca de uno su «actuación especialmente grave»: golpeó con la porra en la cara a varias personas ya desalojadas, dio patadas a una persona que intentaba levantarse del suelo y golpeó en la cara a otra persona que intentaba ayudarle.

Fuerza «claramente innecesaria» y actuación «gratuita»

«En algunos casos resulta claramente innecesaria, teniendo en cuenta la presencia de personas de diversa índole entre la multitud, sin ninguna actitud agresiva y con personas de avanzada edad entre ellos», agrega el juez sobre el uso de la fuerza policial en el caso del Centro de Educación Infantil y Primaria Prosperitat, donde 11 personas denunciaron lesiones.

Por su parte, en la Escuela Niño Jesús, el juez resalta «la especial circunstancia de que una vez iniciada la actuación policial, se optó por no entrar en el colegio y no se requisó material alguno, interpretando los responsables policiales que el auto dictado por el TSJC sólo autorizaba entrar en colegios de titularidad pública y no privada, como es el caso, dándose cuenta de esta circunstancia cuando ya se había iniciado la actuación». Por tanto, deduce que «supone en cierta manera una actuación policial gratuita y, por ende, mucho menos justificable» porque esta no tenía una finalidad concreta.

Pesquisas archivadas

El juez no ve delito y por tanto ha archivado el caso para los policías que participaron en los dispositivos en la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de Vall d’Hebron, en la avenida del Jordà, en el CEIP Tibidabo, en el Centro de Formación de Adultos Freire y en el IES Jaume Balmes.

También archiva el caso para los policía que intervinieron en el CEIP Estel, en el colegio Joan Fuster, en la sede de la Conselleria de Educación, en el CEIP Aiguamarina, en la Escola Projecte, la Escuela de Jóvenes Trinitat Vella, el IES Joan Boscà, la Escuela Mas Casanovas, el centro Fedac Horta y Santa Calina de Siena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí