«Chochillos», así llamaba un maestro a sus alumnas a las que les tocaba sus partes íntimas fingiendo que les hacía cosquillas

0
Estudiantes
Varios alumnos estudian en una sala de estudio. | Fuente: Europa Press

El condenado deberá indemnizar la cantidad de 10.000 euros a tres de las víctimas y 15.000 euros a la menor que denunció

«Chochillos», así era la palabra preferida de un maestro de Vélez-Málaga para dirigirse a sus alumnas de Primaria. Las sentaba sobre sus piernas fingiendo que les hacía cosquillas, se acercaba por detrás simulando que las abrazaba y aprovechaba para tocarles sus partes íntimas. Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha condenado al profesor con 16 años de prisión por estos actos durante tres cursos seguidos a cuatro menores.

Los hechos se produjeron entre 2016 y 2019 cuando las niñas cursaron desde tercero hasta sexto de Primaria. Por aquel entonces, las víctimas tenían menos de diez años cuando comenzaron los abusos. El profesor se aprovechaba de la vulnerabilidad de las niñas y fingía hacerles cosquillas para tocarles los pechos y la zona genital por encima de la ropa.

Según la resolución, el docente hablaba a las menores con expresiones sexuales como «os voy a comer el toto». También se las insinuaba diciéndoles que no se echasen novio, incluso las sobornaba con regalos y les daba las respuestas de los exámenes para ganarse su confianza.

Las terribles consecuencias en las menores

Como consecuencia de estos abusos, las niñas experimentaron una serie de problemas que afectaron a su vida diaria. Sufrieron nerviosismo, malestar y rechazo a querer ir al colegio. La más perjudicada sufrió dificultades para dormir y problemas de tricotilomanía (pérdida de cabello por las ganas de jalarlo y retorcerlo hasta que se desprende).

Una de las víctimas decidió contarles a sus padres lo que sucedía en aquellas clases. Acto seguido, la madre fue a comisaría y denunció al acusado. El maestro ingresó en prisión en noviembre de 2019. Sin embargo, anteriormente hubo numerosas quejas al centro por parte de las madres y no se hizo nada por solucionarlo.

25.000 euros de indemnización

El profesor es condenador por cuatro delitos continuados de abusos sexuales a menores. Se le impone una pena de cárcel de 16 años, además una inhabilitación absoluta durante nueve años. Asimismo, el tribunal prohíbe al condenado aproximarse a menos de 500 metros de distancia a las menores.

El condenado deberá indemnizar la cantidad de 10.000 euros a tres de las víctimas y 15.000 euros a la menor que denunció y que más secuelas sufrió. Se adopta también la medida de libertad vigilada durante siete años, que se ejecutarán con posterioridad al cumplimiento de la pena de prisión impuesta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí