Los miembros de las bandas latinas se alían cada vez con más corta edad para delinquir

0
adolescentes
Fuente: Pixabay

La Asociación para la Gestión de la Integración Social (GINSO) ha advertido de que los miembros de bandas latinas como Trinitarios o Dominican Don´t Play se unen cada vez a edades más tempranas.

Desde la asociación han recordado que el origen de estas bandas data en los años 2000, tratándose de un punto de unión entre los jóvenes de origen latinoamericano que se encuentran en una situación complicada a la hora de encajar en la sociedad española. Sin embargo, tal y como apunta GINSO, actualmente los integrantes de estas bandas también son de origen español.

La unión a estas bandas se ha popularizado al percibirse como una forma de conseguir bienes económicos, estatus y la atención del sexo femenino, además de entrar en ellas, en ocasiones, por presión o necesidad de protección; tal y como ha apuntado la GINSO. Sin embargo, destacan el papel tan importante que cumplen los Centros de Internamiento para Menores Infractores, al conseguir que aproximadamente el 90% de los adolescentes consiga reinsertarse.

La iniciación en las bandas
En cuanto al sistema de estas bandas, la entidad ha señalado que las localizadas en zonas de la capital como Villaverde, Tetuán, Ciudad Lineal o Vallecas, están muy jerarquizadas y cuentan con una estructura formada por subgrupos que se reportan entre ellos y están liderados por varios miembros.  Los jóvenes entran en la organización a través de una prueba iniciática que se basa en la agresión a miembros de la banda contraria, la filtración de información o la comisión de delitos menores.

La ONG advierte de que los miembros de bandas latinas se unen cada vez más jóvenes, con edades desde los 12 o 14 años

Una vez dentro de la banda, muchos de estos jóvenes se encuentran dentro de un estado donde idealizan a la banda y no son conscientes del riesgo al que se exponen. A su vez, también desconocen la dificultad añadida a la hora de intentar salir de la banda.
«En casos extremos donde no hay posibilidad de huir de la organización de forma segura, recomendamos que se cambien de ciudad junto a sus familiares y empiecen una nueva vida. Por otro lado, los estratos más bajos encuentran mayores facilidades para alejarse, puesto que no tienen un rol determinante y son desconocidos para sus enemigos», ha concluido Benedicto.

Fuente: Europa Press

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí