¿Es posible una ‘tripledemia’ este invierno? Los propios virus pueden evitarla

0
Niño ingresado
Muchos niños se están viendo afectados este otoño por virus respiratorios. | Fuente: Science

Los investigadores piensan que hay evidencias de que la incidencia de estos virus respiratorios interfiere en la propagación de los demás

Tripledemia, o mejor dicho, triple amenaza. Este es el término que están utilizando los científicos para referirse a la tormenta «perfecta» viral que está inundando los titulares durante estas últimas semanas. En dicha tormenta de infecciones víricas confluyen los virus del SARS-CoV-2, el de la gripe y el virus respiratorio sincitial (RSV). Esta alta incidencia de los tres virus que está teniendo lugar en el hemisferio norte podría deberse al uso más relajado de las mascarillas y del distanciamiento social.

Sin embargo, al contrario de lo que pudiera parecer, los epidemiólogos se muestran tranquilos ante estos hechos. Esto se debe a que el SARS-CoV-2 y otros virus respiratorios tienden a «interferir entre sí«. Aunque las oleadas de cada virus pueden colapsar las salas de espera y las urgencias, los investigadores que estudian este tipo de situaciones dicen que hay pocas posibilidades de que el trío viral alcance su punto álgido. Esto evitaría que el sistema sanitario se sature, como ya ocurrió con la COVID-19 al inicio de la pandemia.

«La gripe y otros virus respiratorios junto al SARS-CoV-2 no se llevan muy bien juntos», dice el virólogo Richard Webby, investigador de influenza en St. Jude Children’s Research Hospital, para la revista Science. «Es poco probable que circulen ampliamente al mismo tiempo».

Los virus se ven intimidados por otros

«Un virus tiende a intimidar a los demás», agrega el epidemiólogo Ben Cowling de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Hong Kong. Durante el aumento en marzo de la variante Omicron altamente transmisible del SARS-CoV-2, en Hong Kong, Cowling descubrió que otros virus respiratorios «desaparecieron y regresaron en abril».

Desenredar esa interferencia no ha sido fácil dada la cantidad de virus respiratorios y las muchas infecciones que pasan desapercibidas. Sin embargo, los avances tecnológicos recientes facilitan la detección de infecciones en las personas. Esto puede hacerse con el estudio del comportamiento de varios virus en el laboratorio, en cultivos celulares o en tejidos derivados de células madre conocidos como organoides. Cada vez más, los investigadores están señalando una causa: mensajeros químicos que producen las personas infectadas, denominados interferones.

El papel de unos mensajeros químicos: los interferones

Cuando un virus respiratorio se extiende por una comunidad, los interferones pueden aumentar ampliamente las defensas del cuerpo. De esta manera erigen temporalmente una barrera inmunitaria en toda la población contra los virus posteriores que atacan el sistema respiratorio. «Básicamente, todos los virus desencadenan la respuesta del interferón hasta cierto punto, y todos los virus son susceptibles a ella«, dice la inmunóloga Ellen Foxman de la Universidad de Yale.

Aun así, la interferencia no es algo seguro cuando circulan varios virus. Una encuesta realizada a 2117 personas en Nicaragua, encontró que los casos de gripe y COVID-19 alcanzaron su punto máximo al mismo tiempo en febrero, lo que sugiere una «interferencia viral limitada». «Depende de la inmunidad de la población y de cuándo circuló por última vez ese virus y de las tasas de vacunación contra la gripe y el COVID», dice Aubree Gordon, investigadora de la Universidad de Michigan.

No obstante, los investigadores señalan que la escasez de fondos ha limitado sus capacidades para realizar grandes estudios de población. Aun así, siguen siendo optimistas y confían en que tendremos los mejores datos hasta ahora sobre la lucha contra el coronavirus y otros virus respiratorios. «Este será el primer invierno real en el que tendremos un patrón de contactos normal de personas y comenzaremos a ver algunas señales», alegan. Con múltiples virus chocando entre sí por primera vez en 3 años, esperan ver si la interferencia es capaz de mitigar la triple amenaza de este invierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí