El consumo de pescado azul podría reducir el riesgo cardiovascular en personas con antecedentes familiares

10 de diciembre de 2023
1 minuto de lectura
Salmón ahumado.| Fuente: Infosalus

Un estudio internacional liderado por el Karolinska Institutet destaca la importancia de los ácidos grasos omega-3 en la prevención de enfermedades cardiovasculares

Las personas con historial familiar de enfermedades cardiovasculares podrían beneficiarse significativamente del consumo de pescado azul, según un estudio del Karolinska Institutet. Investigadores destacan la importancia de los ácidos grasos omega-3 presentes en variedades como el salmón, la caballa, el arenque y las sardinas.

Estos ácidos grasos, ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA), son esenciales para diversas funciones corporales y deben obtenerse a través de la dieta. Aunque estudios previos respaldan la relevancia de una dieta rica en omega-3 para la población en general, el nuevo estudio resalta su especial importancia en individuos con antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares.

La investigación detrás del estudio

El equipo de investigación, liderado por la Dra. Karin Leander, exploró la interacción entre los antecedentes familiares y la ingesta de alimentos. Con datos recopilados de más de 40.000 personas sin enfermedades cardiovasculares, el estudio reveló que aquellos con antecedentes familiares y bajos niveles de ácidos grasos omega-3 presentaban un riesgo cardiovascular más elevado, superando el 40%.

“El estudio sugiere que las personas con antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares tienen más que ganar si consumen más pescado azul que los demás”, afirma la Dra. Leander. Las mediciones objetivas de los niveles de EPA/DHA en sangre y tejidos respaldan la validez de estos hallazgos, al proporcionar un nuevo enfoque en la relación entre antecedentes familiares y consumo de pescado azul.

Importancia de las mediciones objetivas

A pesar de ser un estudio observacional en un contexto con numerosos ensayos clínicos aleatorizados, los investigadores destacan la novedad de sus hallazgos. “Somos los primeros en estudiar el efecto de la combinación de los antecedentes familiares y la ingesta de pescado graso mediante mediciones de ácidos grasos”, afirma la Dra. Leander, y subraya la objetividad crucial de las mediciones en comparación con datos autodeclarados sobre hábitos alimentarios.

Responder

Your email address will not be published.

No olvides...

Un estudio desvela cómo responde el cuerpo a siete días sin comer

Una investigación confirma que después de aproximadamente tres días de ayuno, el cuerpo experimenta cambios en los niveles de proteínas

Un estudio desvela que la soledad tiene un efecto negativo en la salud física de las personas mayores

La falta de contacto social puede afectar directamente al sistema inmunológico

Médicos internistas piden que se reconozca la obesidad como una enfermedad crónica y multifactorial

El estudio se centrará en conocer y evaluar el estigma social relacionado a las personas

La OMS presenta un manual para mejorar los servicios de atención auditiva en entornos de ingresos bajos y medios

La organización sanitaria insta a los Gobiernos a tomar medidas para integrar la atención del oído