El audio de la bronca de Villarejo a un jefazo policial sobre las bolsas de plástico en Colombia de Ignacio González

0
Villarejo Enrique Barón
El comisario Villarejo y el jefe policial Enrique Barón.
Extracto de la llamada de Enrique Barón al comisario Villarejo.

El audio que hoy reproduce en exclusiva FUENTES INFORMADAS versa sobre una llamada que hizo al comisario José Manuel Villarejo, el 26 de abril de 2017, al que fuera, entre otros altos cargos policiales, comisario general de información de la policía, Enrique Barón. En el llamada, este pregunta a Villarejo sobre una información periodística en la que se deja entrever que Barón había estado, junto a otras personas, con el expresidente de Madrid Ignacio González en un viaje a Colombia y en el que González fue fotografiado con bolsas de plástico en la mano entrando a un hotel.

Sobre este asunto, Villarejo había elevado a su superior, el director adjunto de la policía (DAO), Eugenio Pino, una nota en la que hacia constar la presencia de Barón en Colombia. González viajó entonces a Colombia junto a varios directivos del Canal de Isabel II, organismo investigado posteriormente por cuestiones de corrupción en sus filiales de América.

Las fotos, adelantadas por la periodista Pilar Velasco en la Cadena Ser, generaron mucha polémica y también una investigación judicial instada por González. Estaba destinada a determinar quién había hecho esas fotos y quién le había estado espiando.

La oposición en la Comunidad de Madrid se preguntó entonces, tras ser divulgadas las fotos, en algunas de las cuales se ve a González entrando con grandes bolsas de plástico en sus manos al hotel, por lo que llevaba el expresidente dentro de esas bolsas.

Personas que le acompañaron en aquel viaje comentaron tiempo después, en el marco de una comisión parlamentaria, que en las bolsas no había dinero, sino «una toalla, una gorrita, una botellita de agua y una crema».

Fotos tomadas por unos detectives

En la conversación con Barón, Villarejo se lamenta de que el juez que llevó esa investigación hubiese remitido las pesquisas sobre las diligencias abiertas para determinar el espionaje a la Comisaría General de Información que entonces dirigía Barón, ya que este había tenido relación con el Gobierno de la Comunidad de Madrid durante varios años, en la época de Esperanza Aguirre, y siendo González su vicepresidente.

Fue nombrado director general de Protección y Seguridad Ciudadana de la Comunidad de Madrid. Por eso Villarejo no entiende en el audio cómo el juez, cuando Barón ya ostentaba ese cargo tras dejar su puesto de director de seguridad en el Gobierno de Madrid, había enviado precisamente a esa unidad la investigación del caso de las bolsas. Las citadas fotos fueron tomadas por una agencia de detectives y luego divulgadas por la Ser.

Ignacio González en Colombia
Ignacio González, en su viaje a Colombia en 2008 | Fuente: Cadena Ser.

En el audio, además, se nota a un Villarejo muy enfadado con la situación que le afectaba a él personalmente. Ya entonces sentía el acecho tras él del entonces jefe del CNI, Félix Sanz Roldán. El diario El País estaba publicando informaciones sobre su patrimonio y sus empresas procedente de informes hechos en secreto por el CNI, cuyo jefe había mantenido una reunión con el director del medio para convencerle de que era necesario desgastar a Villarejo porque era una persona peligrosa para la seguridad del Estado. En realidad, lo que el CNI temía es que Villarejo sacara a la luz las decenas de audios que tenía en su poder relacionadas con altas instancias del Estado, así como del ámbito empresarial y político.

Sanz Roldán ya sabía que Villarejo se había hecho amigo de Corinna Larssen, la examante de don Juan Carlos, y que la había visitado en Londres. Entre otras informaciones, el comisario poseía audios de la entonces princesa y actual reina Letizia hablando sobre los negocios corruptos del emérito.

A través de un agente relacionado con el CNI, se interpuso tiempo después ante la Fiscalía Anticorrupción una denuncia anónima que finalmente llevaría al comisario a la cárcel. Pero la denuncia tenía, además, otra finalidad: hacerle un registro en su casa y quitarle las decenas de grabaciones que tenía allí Villarejo. Según declaró el comisario en sede judicial, no las hizo él, sino agentes del CNI que lo tenían monitorizado, con su consentimiento, para obtener información de primera mano de los diálogos que él mantenía con distintas personalidades.

Por otra parte, la Audiencia Nacional tiene que decidir en las próximas horas si suspende el juicio que celebra en estos momentos contra el comisario por tres de la treintena de causas que se le han abierto tras su detención. El comisario, que tiene serios problemas de tensión arterial, sufrió hace unos días un accidente cerebral y ha pedido que se posponga el juicio hasta que se recupere.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí