Díaz mantiene que los sindicatos «tienen toda la razón para salir a la calle contra la CEOE»

0
Congreso de los diputados
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en la sesión plenaria del Congreso de los Diputados del pasado jueves | Fuente: Ricardo Rubio / Europa Press.

La vicepresidenta segunda del Ejecutivo da por hecho que no habrá acuerdo con la patronal para subir el SMI, aunque señala que lo intentará

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha asegurado este lunes que no ha animado las movilizaciones anunciadas por CCOO y UGT para este otoño en contra de la actitud de la CEOE en la negociación salarial. Sin embargo, ha insistido en que los sindicatos «tienen toda la razón para salir a la calle a movilizarse contra la patronal» porque, a su juicio, es necesario subir los salarios en España.

«La patronal española se levantó de una mesa el pasado 5 de mayo diciendo que no quería subir los salarios y hasta julio se han suscrito sólo 450 convenios cuando lo normal son 2.000. Está bloqueando la negociacion colectiva y esto es grave», ha afirmado en declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press y este medio.

La vicepresidenta ha solicitado a la CEOE y a su presidente, Antonio Garamendi, «sensibilidad, altura de miras», compromiso con su país y que negocie y «deje de bloquear» la negociación colectiva. «La patronal sabe que las familias trabajadoras están sufriendo y creo que en este momento no está a la altura de su país y, por lo tanto, los sindicatos tienen razones para salir a la calle», ha asegurado.

La ministra ha asegurado que en un país como España, con salarios «más que moderados», es «imposible» vivir con una inflación superior al 10% y ha negado que esta posición implique la pérdida de neutralidad en el diálogo social. «Yo he suscrito 14 grandes acuerdos sociales y podría haberlo hecho de parte, pero no lo he hecho», ha argumentado.

Díaz ha indicado que, aunque ella no va a manifestarse con los sindicatos, los «comprende» y, como demócrata, defiende el derecho de la ciudadanía a movilizarse para defender sus derechos. «Sé que hay malestar social, la ciudadanía tiene derecho a movilizarse y un demócrata debería decir esto (…) Es de una enorme torpeza que alguien lo cuestione, no hay que tenerle miedo a ninguna movilización», ha defendido.

La vicepresidenta ha criticado que cause polémica que ella salga en defensa de la negociación colectiva, cuyo bloqueo «está haciendo daño a las familias», y se vea con normalidad que el PP «agitara y azuzara» en su día las manifestaciones de la Iglesia Católica contra la Ley de Aborto.

Preguntada por si su defensa de las movilizaciones sindicales es una opinión personal o del conjunto del Gobierno, Díaz ha respondido que «entiende que un Gobierno progresista no se va a posicionar de una parte, la patronal, que no quiere subir los salarios» y que «un Gobierno demócrata debe defender todas las manifestaciones».

Al respecto, y sobre las declaraciones de la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, al diario ‘El Mundo’ asegurando que el Gobierno debe «aportar soluciones, más que manifestarse», Yolanda Díaz ha recordado que Ribera acudió a las manifestaciones por el Mar Menor. «Entiendo que la lógica es la misma y me consta que el Gobierno de España está muy preocupado porque hay bloqueo en la negociación colectiva», ha añadido.

No atisba un acuerdo por el SMI con la CEOE

Por otro lado y en relación al salario mínimo interprofesional (SMI), ha dejado claro que el Gobierno lo va a subir y que, cuando se disponga del dato de inflación de noviembre, se convocará la mesa de diálogo social para abordar su subida. De momento, la Comisión de Expertos para el SMI se reunirá el próximo 2 de septiembre para realizar nuevas aproximaciones.

En cuanto a si será necesario subir el SMI un 10% para que no pierda poder adquisitivo, la vicepresidenta ha señalado que no es exactamente así como funcionaría, pues la inflación de noviembre, según previsiones de expertos, se situará entre el 7% y el 8% y luego habría que hacer una media anual.

A partir de ahí, ha explicado, se tomará una decisión teniendo en cuenta los criterios marcados en el Estatuto de los Trabajadores: inflación, la participación de los salarios en la renta nacional, la productividad y la situación económica del país. «La propuesta que se haga del SMI tiene que estar englobada en estos cuatro parámetros», ha apuntado.

Díaz ha confesado que cree que no habrá acuerdo de todas las partes para el alza del SMI, pues ya la última subida no contó con el beneplácito de la patronal, sólo de los sindicatos.

«Yo voy a trabajar por el acuerdo. Me gustaría una patronal española que sea próxima a su país y con sensibilidad hacia quienes menos tienen», ha insistido Díaz, que ha añadido que «hay márgenes empresariales para poder actuar», pues, según datos del Banco de España, las ventas de las empresas han subido más del 40% y los beneficios, más de un 60%.

Díaz advierte que el paro subirá en agosto, aunque «dentro de la normalidad»

Por otra parte, la líder de Sumar, «el proyecto de escucha» que ha puesto en marcha, ha avanzado que el paro registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo subirá en agosto, aunque lo hará «dentro de lo normal» y la tendencia habitual que suele mostrar este mes.

«Salvo el año pasado y en contadas excepciones, el paro va a crecer en agosto, en la línea normal», ha dicho. Desde 1996, que es cuando arranca la actual serie de datos, el paro registrado ha subido en el mes de agosto en 20 ocasiones y bajado en 6, la última de ellas en 2021, cuando se redujo en 82.583 personas tras el fin de las restricciones decretadas ante la pandemia.

«Desde la prudencia, el dato de agosto se va a colocar en todos los datos de agosto. En los meses de agosto, septiembre y octubre siempre crece el paro. Esa es la lógica del mercado de trabajo español y la tendencia que tenemos es ésta, pero dentro de la normalidad», ha explicado.

Preguntada por si cree que la economía española acabará el año en recesión, la vicepresidenta ha considerado que no será así, pero ha apelado a la «prudencia» ante la actual situación de incertidumbre y la dificultad que ésta implica a la hora de hacer previsiones económicas.

«Los que más tienen que aportar en impuestos no están aportando»

Así, aunque en la anterior negociación presupuestaria se elevó el tipo mínimo del Impuesto sobre Sociedades hasta el 15%, Díaz ha indicado que la tributación efectiva se sitúa, en cambio, en el 3,8%. «Esto tiene que ser solventado», ha opinado.

En materia tributaria, Díaz ha defendido la decisión del Gobierno de introducir un impuesto a la banca y a las energéticas, pero cree que «hay que hacer mucho más» y que los que más tienen, deben aportar más.

Para Díaz, es necesaria una reforma fiscal «en profundidad», pues «los que más tienen que aportar no están aportando». «El 80% del IRPF lo pagan las rentas salariales, las rentas de los trabajadores», ha argumentado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí