Villarejo al ‘número 2’ de Interior sobre la Operación Cataluña: «Cospedal dice que hablará con Jorgito [el ministro]; y me ha garantizado la pasta»

0
Francisco Martínez y el comisario Villarejo.
Francisco Martínez, a la izquierda, y el comisario Villarejo.

Extracto del diálogo que mantuvieron el comisario Villarejo y Francisco Martínez. Villarejo exige que se judicialice la denuncia del financiero Javier de la Rosa contra los Pujol. Y advierte de que irá a un notario con las pruebas de la implicación de la cúpula de Interior en la filtración de un informe falso sobre los independentistas.

El audio íntegro, una hora y seis minutos, de la conversación entre Villarejo y Martínez. El comisario se muestra muy enfadado con Martínez tras recibir la noticia de que el ministro quería que metiera en la nevera durante tres meses sus investigaciones sobre la Operación Cataluña.

El diálogo entre Villarejo y el exjefe de Asuntos Internos de la Policía, Martín Blas, que acredita que la cúpula policial realizó seguimientos ilegales a Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente catalán.

Los audios que figuran en la parte superior de esta información, y que ofrece en exclusiva FUENTES INFORMADAS junto al diario El País, contienen la larga conversación que mantuvieron el 29 de noviembre de 2012 en un bar el entonces secretario de Estado del Ministerio del Interior, Francisco Martínez, y el comisario José Manuel Villarejo. La grabación, la primera un extracto, y la segunda, el audio íntegro, es una prueba más de que la cúpula de Interior, empezando por el entonces ministro Jorge Fernández Díaz, que patrocinó y estaba al tanto de la ‘Operación Cataluña’ que emprendió el Gobierno del PP en la etapa de Mariano Rajoy a través de la llamada policía patriótica contra el independentismo catalán. «Tengo pruebas de que estáis todos en esta movida», le advierte Villarejo. El tercer audio acredita, por otro lado, que la llamada policía patriótica efectuó seguimientos ilegales a algunos líderes secesionistas, entre ellos, a un hijo del expresidente Jordi Pujol.

El comisario acudió a un notario en 2012 con las pruebas de la implicación de Interior en la Operación Cataluña. Estaba enfadado. Desde el ministerio se le pidió que «metiese en la nevera durante tres meses» los resultados de las investigaciones que había realizado para destapar los desmanes económicos de varios líderes independentistas. Villarejo había conseguido, entre otras cosas, que el financiero catalán Javier de la Rosa revelase los chanchullos económicos de los Pujol.

La conversación tiene lugar tres días después de las elecciones en Cataluña de 2012, en las que CiU perdió 12 escaños en relación con los anteriores comicios y, aún así, los secesionistas tomaron la decisión de emprender la ruta independentista. Villarejo ya había hablado con el financiero catalán Javier de la Rosa, otrora muy amigo del expresidente Jordi Pujol, y aquel se había comprometido, a cambio de dinero, a contar donde ocultaba su patrimonio la familia Pujol. Y estaba dispuesto a relatarlo ante la policía de la UDEF.

Sin embargo, Villarejo estalla ante Francisco Martínez porque este le había pedido, siguiendo órdenes del ministro Fernández Díaz, que metiese «en la nevera durante tres meses» la información que había recabado de De la Rosa y otros confidentes catalanes. Villarejo quería que esa información se judicializase sin demora. «Vienen cosas duras, Paco. Hay que tener un equipo de gente honesta y seria para (combatir) a estos hijos de puta catalanes», comenta el comisario.

Sin embargo, Francisco (Paco) Martínez le muestra su preocupación por el dinero que pide De la Rosa (200.000 euros) a cambio de facilitar esa información, ya que, según Martínez, las arcas de Interior estaban «secas». Villarejo le dice a Martínez que María Dolores de Cospedal, entonces secretaria general del PP, le había garantizado que «conseguiría la pasta». «María Dolores me ha dicho: ‘ya hablaré yo con Jorgito… ¡qué poca vergüenza!, ha dicho que no hay dinero, ya hablare yo con Jorgito…», asegura Villarejo a Martínez que le dijo Cospedal.

Tras este comentario de Villarejo, y de que iba a ir al notario, Martínez se asusta y le responde con un “adelante” a sus pretensiones de judicializar el testimonio de De la Rosa. «Olvida lo de la nevera, adelante». La conversación hace efecto porque esa misma tarde De la Rosa acudió a la sede policial de la UDEF y le tomaron nota de su testimonio contra los independentistas (fundamentalmente contra Jordi Pujol y el sucesor de este al frente de la Generalitat, Artur Mas).

El tercer audio que divulga este medio es otra prueba más de que el Gobierno central, a través de sus altos mandos en la policía, y de manera ilegal, hizo seguimientos y vigilancias ilegales, sin autorización judicial, a líderes secesionistas. En este caso concreto, a un hijo de Pujol. El diálogo, telefónico, es entre el exjefe de Asuntos Internos de la Policía, Marcelino Martín Blas, y el comisario Villarejo. Revela el audio que Martín Blas estaba haciendo seguimientos ilegales a Jordi Pujol Ferrusola, el hijo del expresidente. Y Villarejo le avisa de que la chica con la que ha sido visto Jordi Pujol hijo «es una argentina». Y hablan de hacer gestiones con el aeropuerto para ver cómo y cuándo ha entrado en España.

El comisario le mostró la foto de la chica argentina a Victoria Álvarez, la anterior novia de Jordi Pujol Ferrusola, y esta identificó a la argentina. Álvarez, la exnovia, es la misma que declaró en la Audiencia Nacional que había realizado numerosos viajes a Andorra con el hijo del expresidente y que habían traído de allí bolsas llenas de dinero ocultas en el coche.

La ‘sangrante’ intervención de la BPA

Martín Blas es también el jefe policial que urdió, en el marco de la ‘Operación Cataluña’, a través de la brigada patriótica, la extorsión contra la Banca Privada d’Andorra (BPA), tal y como acreditan los audios avanzados días atrás por este periódico. La policía buscaba las cuentas de los Pujol en Andorra y coaccionó a los dueños de esta entidad, los hermanos Cierco, con que, o les facilitaban tales cuentas, o el banco, entonces uno de los más solventes de Europa, sería intervenido.

Y justamente, al no lograr su propósito los agentes, eso es lo que ocurrió el 10 de marzo de 2015, tras una campaña de bulos y mentiras mediante la que los agentes españoles convencieron a sus amigos del FBI y estos al FinCen de Estados Unidos (el organismo estatal antiblanqueo de capitales) de que rusos y venezolanos estaban lavando dinero en la BPA. Todo era falso. Pero la entidad no pudo resistir los bulos y se fue a pique sin que el Gobierno de Andorra moviese un dedo.

Fue la venganza de la policía patriótica contra la BPA, cuando, en realidad, el dinero de los Pujol no estaba en esta entidad sino en el banco rival, el AndBank de Andorra. Pero este banco quedó a salvo de la intervención gracias a sus conexiones políticas con el Gobierno del Principado. Los audios avanzados por FUENTES INFORMADAS han originado que una juez de Andorra haya reabierto una causa para investigar la extorsión a la BPA. De momento, ha llamado como imputados al propio expresidente Rajoy y a dos de sus ministros, así como a miembros de la policía patriótica. Y también ha encargado a una unidad policial de Andorra que investigue las coacciones de la policía patriótica a la BPA. Indaga seis posibles delitos.

Desde entonces gestionada por el Gobierno de Andorra, la BPA arrastra unas pérdidas hoy de 500 millones de euros (era la más solvente de Europa). Los daños causados a los accionistas de la BPA y de su filial Banco de Madrid (este último, intervenido simultáneamente por el Gobierno de España) han sido tasados en 642 millones de euros. Los tribunales están pendientes de pronunciarse sobre esta reclamación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí