El Congreso aprueba la Ley de Memoria Democrática en medio de un encendido debate

0
Congreso de los Diputados | Fuente: Congreso de los Diputados

La votación ha arrojado 166 votos a favor, 153 en contra y 14 abstenciones

El anteproyecto de Ley de Memoria Democrática ha sido aprobado este jueves en el Congreso de los Diputados a la luz de un encendido debate entre la oposición, liderada por PP, Cs y VOX, y los partidos que conforman el Gobierno apoyados por otras formaciones como Más País, Bildu o el PNV.

El diputado de Ciudadanos, Guillermo Díaz, ha analizado las consecuencias de la ley a través de la formulación de varias preguntas retóricas. «¿Protege esta ley el recuerdo de las vidas de aquellas personas que murieron a manos del totalitarismo? Depende. Si te mataron los franquistas, sí. Si te mató ETA, no. Si fue Guernica, sí. Si es Hipercor, no», ha asegurado con aspereza, apoyándose en diversos hitos históricos.

Por parte del PP, Jaime Mateu, ha recordado a su padre y su hermano, ambos víctimas de ETA. «El presidente se mantiene atornillado al banco azul al precio de la indignidad». Ha rebautizado la ley como «ley Bildu», con la que el Ejecutivo «trata de imponer su verdad, quebrando el entendimiento entre los españoles». Posteriormente, ha ensalzado el espíritu de la Transición y ha celebrado «la reconciliación de las dos Españas». «La memoria no admite calificativos. A ningún Gobierno le corresponde reabrir recuerdos dolorosos», ha afirmado. «La derogaremos y con gran alborozo».

El diputado de VOX, Francisco José Contreras, ha puesto de relieve el asesinato de José Calvo Sotelo a manos del sector socialista. «No cuenta como víctima. Con su hábil acotación de los hechos, el Gobierno consigue ignorar el período comprendido entre 1931 y 1936», es decir, el que corresponde a la Segunda República. «Vox derogará esta ley si llega al Gobierno», porque «es una ley digna de Orwell», ha añadido en relación a la novela distópica 1984. Después ha nombrado «unas muertes que, según esta ley, nunca ocurrieron», entre las que se incluían algunos crímenes perpetrados por el bloque de izquierdas conocido como el Frente Popular. «Es una ley totalitaria», ha concluido.

La diputada de Esquerra Republicana, Carolina Telechea, ha iniciado su intervención rememorando el asesinato del anarquista Salvador Puig Antich. «Nadie ha pedido perdón por esto». «Todavía se resisten a llamar a aquel período por su nombre», ha añadido en referencia a la dictadura franquista. «Es una ley que permite que los verdugos campen a sus anchas».

Los partidarios

La diputada de EH Bildu, Isabel Pozueta, ha recalcado que la nueva ley «dará un paso más en el reconocimiento de las víctimas del franquismo» y consolidará una «justicia restaurativa». «Lo que le molesta es que la verdad vaya a llegar a muchas de las víctimas de una dictadura que anhelan», ha sentenciado.

El diputado del PNV, Mikel Legarda, ha comenzado citando a la Roma imperial «No puede haber conciliación sin verdad y sin memoria. Las víctimas se convierten en transmisoras de los derechos que soportaron». Su intervención ha relajado las pulsaciones del debate con su tono pausado. «No lo consideramos revanchista», ha culminado.

El presidente de Más País, Íñigo Errejón ha recordado a los sectores de la derecha que «no se trata de una ley sobre las víctimas de ETA. hagan el favor de no instrumentalizarla en favor de sus intereses», ha pedido. «No es una ley sobre el pasado, sino sobre el dolor. Y ese dolor sucede hoy» «Es una ley para los que hoy siguen teniendo cicatrices en el alma y en el cuerpo», ha concluido en un encendido alegato.

El ministro a la Presidencia, Félix Bolaños, durante una intervención en el Congreso | Fuente: Congreso de los Diputados

La versión del Gobierno de coalición

Unidas Podemos, representada este jueves por Enrique Santiago ha repasado algunas de las líneas maestras del anteproyecto y ha apelado a la «injusticia» de que «algunos diputados comunistas sean encarcelados solo por el hecho de ser diputados». Después, ha desenfundado una serie de nombres de víctimas a las que «hoy ofrecemos esta ley» que, a su juicio «también es una reparación».

El ministro a la Presidencia, Félix Bolaños, ha subido al atril para ofrecer explicaciones en nombre del Gobierno. «Profundizamos en favor de la verdad. La memoria es un derecho de la ciudadanía y de las víctimas·. Después ha procedido a una somera lectura de algunos extractos de la ley, en los que ha hecho especial énfasis en las palabras «dictadura y víctimas», a las que el Gobierno «arropará» y nunca «tratará de utilizar».

Feijoo se reúne con asociaciones de víctimas del terrorismo

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo, ha convocado este jueves una reunión con 19 asociaciones de víctimas del terrorismo con objeto de «reivindicar el espíritu de Ermua» y condenar la nueva ley acordada entre el Gobierno y Bildu.

«¿Le explicamos a la gente que Bildu, coautor de la ley ni siquiera condena los asesinatos de sus familiares? Así no se construye, se destruye», ha recalcado. «Después del espíritu de Ermua estábamos todos comprometidos a una política antiterrorista clara, a no dar privilegios penitenciarios y no aceptar homenajes a terroristas». A pesar de la voluntad conciliadora, algunas asociaciones como COVITE o Fundación Víctimas del Terrorismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí