Una carta de hace 80 años redactada por un teniente general de las SS detalla qué hacer con los cadáveres de los judíos

26 de septiembre de 2022
4 minutos de lectura
Foto en blanco y negro
Fotografía de August Frank

Hace 80 años que August Frank, teniente general de las Schutzstaffel (SS) nazi, publicó una circular redactada de su puño y letra en la que daba instrucciones precisas sobre qué hacer con las posesiones arrebatadas a los judíos vilmente asesinados durante el Holocausto.

El escrito fue remitido al Jefe de la Administración de las SS en Lublin y al Jefe de Administración del Campo de Concentración de Auschwitz, entre otros; y en él se hace referencia al uso del eufemismo nazi “evacuación” de todos los judíos, lo cual significaba su asesinato sistemático en los campos de exterminio.

Un documento histórico que 80 años después FUENTES INFORMADAS ha decidido rescatar como muestra de una parte poco conocida de aquella barbarie, y que no es otra que la narración de los métodos que las tropas nazis debían seguir rigurosamente en cuanto a las pertenencias de los judíos. Propiedades que serían reutilizadas y vendidas y que en un futuro se denominarían bienes originados por robos, recepción de bienes robados y bienes acaparados.

El memorándum, calificado por Frank de “ultra secreto” y titulado ‘Utilización de bienes con motivo del asentamiento y evacuación de judíos’, expone lo siguiente:

  • 1.A. El dinero en efectivo en billetes del Reichsbank debe ingresarse en la cuenta: Oficina principal económica y administrativa 158/1488 del Reich Bank, en Berlín-Schoeneberg.
  • B. Las insignias -acuñadas o no-, metales, joyas, perlas, piedras preciosas y semipreciosas, el oro de los dientes y el oro de desecho deben enviarse a la Oficina Principal Económica y Administrativa de las SS, la cual se encargará de enviarlo inmediatamente al Reichsbank.
  • C. Los relojes, despertadores, plumas estilográficas, portaminas, navajas de afeitar -eléctricas y de mano-, navajas, tijeras, linternas y carteras serán reparados por la Oficina Principal Económica y Administrativa de las SS en talleres especiales de reparación, limpieza y evaluación antes de entregarse a las tropas alemanas de primera línea, previo pago en efectivo. Las ganancias irán destinadas al Reich.

En este sentido, fueron exentos de venta los relojes de oro, cuya utilización dependía única y exclusivamente del teniente general August Frank, el rango más alto otorgado por la SS.

  • D. La ropa masculina, incluida la ropa interior y el calzado, será clasificada y valorada. Después de cubrir las necesidades de los reclusos del campo de concentración y, con excepción de las tropas, se entregarán a la Volksdeutsche Mittelstelle. Las ganancias también irán destinadas al Reich.
  • E. La ropa de mujer, incluida la ropa interior y el calzado; así como la ropa de niños, incluida la ropa interior y el calzado, se entregarán a la Volksdeutsche Mittelstelle previo pago. Exceptuando la ropa interior de pura seda, que se entregará al Ministerio de Economía del Reich de acuerdo con las órdenes de la Oficina Económica y Administrativa Central de las SS (SS-WVHA).
  • F. Colchones de plumas, edredones, mantas de lana, telas para trajes, chales, paraguas, bastones, termos, orejeras, cochecitos de bebé, peines, carteras, cinturones de cuero, cestas de la compra, pipas de tabaco, gafas de sol, espejos, cubertería, mochilas y maletas de cuero o de material artificial deben entregarse en la Volksdeutsche Mittelstelle. El método de pago se decidirá más adelante.

En cambio, los edredones, mantas de lana, termos, orejeras, peines, cubertería y mochilas podían suministrarse desde Lublin (Polonia) hasta el campo de concentración de Auschwitz para evitar solicitar más gastos al Reich.

  • G. La ropa de cama -sábanas, almohadas-, las toallas, los trapos de limpieza y manteles se entregarán a la Volksdeutsche Mittelstelle previo pago.
  • H. Todo tipo de anteojos deben entregarse en el consultorio médico para su uso. No obstante, las gafas con montura dorada serán entregadas, sin cristales, junto con los metales raros.
  • I. Se entregarán pieles valiosas de todo tipo, crudas y curadas, a SS-WVHA.
  • J. Las pieles ordinarias -cordero, liebre y conejo- serán notificadas a la SS-WVHA, Amt B II, y deberán entregarse en la fábrica de ropa de las Waffen-SS, Ravensbrück, cerca de Fürstenberg (Mecklenburg).
  • K. Todos los artículos mencionados en los apartados D, E y F, que tienen una quinta o dos quintas partes del valor total, o que son completamente inútiles, se entregarán a través de SS-WVHA al Ministerio de Economía del Reich para su utilización.
  • 2. La SS-WVHA establecerá todos los precios bajo la observación de los precios legalmente controlados. Sin embargo, esta estimación se podrá realizar más tarde. Las evaluaciones mezquinas que implican perdida de tiempo y personal pueden eliminarse. Los precios medios de los artículos individuales deben establecerse en general. Por ejemplo, un par de pantalones de hombre usados tienen un precio de 3,00 marcos imperiales, una manta de lana 6,00 marcos imperiales, etc. Para la entrega de artículos inútiles al Ministerio de Economía del Reich, deberán establecerse precios medios en kilo.

El apartado 2 destaca también que la estrella amarilla que los nazis obligaron a usar a los judíos en sus ropas para identificarlos, debería ser descosida de toda la vestimenta que se entregaría a los alemanes étnicos que la Alemania nazi estaba reubicando en Polonia.

Cajas con dentaduras postizas, anillos de oro y demás objetos de valor que los nazis quitaban a los prisioneros judíos durante el Holocausto para enviarlos al 
Reichsbank. | Fuente: Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos, cortesía de Arnold Bauer Barach

La carta, fechada el 26 de septiembre de 1942 y publicada tras la II Guerra Mundial, sirvió como prueba en el juicio contra Frank -en los juicios de Núremberg-, donde fue acusado de haber cometido crímenes contra la humanidad durante su participación en la SS-WVHA entre el 1 de septiembre de 1939 y el 1 de septiembre de 1943.

Unas acusaciones que el propio August Frank negó confesando ante el Tribunal Militar de Núremberg que se había enterado de la exterminación de los judíos tras escuchar el discurso de Himmler -uno de los principales líderes del Partido Nacionalsocialista encabezado por Hitler- en Posen (Polonia) el 4 de octubre de 1943, solo un mes después de que dejase la SS-WVHA.

Por aquel entonces, los nazis ya casi habían completado los asesinatos en “masa” de los judíos en lo que se conoce como ‘Operación Reinhard’, nombre en clave que las tropas alemanas emplearon para exterminar a los judíos de Polonia y Europa del Este.

El tribunal finalmente declaró culpable a August Frank por pertenencia a una organización criminal (las SS nazis) y responsable por desarrollar el programa de trabajo forzoso y el saqueo de propiedades judías. Sin embargo, pudo eludir la acusación que le responsabilizaba por los asesinatos en sí.

Responder

Your email address will not be published.

No olvides...

El Papa, sobre los países en conflictos: “Donde no hay humildad hay guerra, discordia y división”

Francisco urge a la comunidad internacional a rezar por la paz mundial

Israel advierte de que “no será complaciente” con Noruega, Irlanda y España por reconocer a Palestina como Estado

El ministro de Exteriores israelí califica la decisión como una injusticia a la memoria de las víctimas del 7 de

China sanciona doce empresas estadounidenses tras las medidas de Biden contra sus compañias

Estados Unidos continúa vendiendo armas a Taiwán, "violando gravemente el principio de una sola nación"

Noruega reconoce oficialmente al Estado de Palestina, con efectos desde el próximo 28 de mayo

El anuncio marca un hito en los esfuerzos diplomáticos europeos y reaviva el debate sobre la solución de dos Estados