Gustavo González admite ante el juez que envió la ficha policial de Omar Montes a la dirección de ‘Sálvame’

0
PARTE 1 de la declaración de Gustavo González ante el juez.
PARTE 2 de la declaración de Gustavo González ante el juez.

Gustavo González, periodista del programa rosa de Tele 5 Sálvame, cuya productora es La Fábrica de la Tele, reconoció ante el juez Marcelino Sexmero, quien investiga el escándalo de las fichas policiales de unos 150 famosos relacionados con el corazón, que él envió un pantallazo de la ficha que había en la base de datos de la policía sobre el artista musical Omar Montes a un directivo del programa, y que esa ficha se la pasó «su amigo» y policía jubilado Ángel Jesús Fernández Hita, principal imputado en la causa que instruye el juez.

Sexmero investiga supuestos delitos de descubrimiento y revelación de secretos por parte del programa y si, a cambio de información policial sobre los famosos, se pagaron dádivas. Aparte de Hita, el juez investiga a otros dos policías más y a una parte de los colaboradores y directivos de La Fábrica de la Tele.

En su declaración, que se prolongó por espacio de una hora y media y que figura en el sumario judicial al que ha tenido acceso FUENTES INFORMADAS, González explicó que recibió un pantallazo de la policía en su teléfono, que él eliminó algunas partes de su contenido y que luego lo elevó al departamento de investigación y contraste de información del programa, que dirigía un tal «Isaac». El juez Sexmero le preguntó si conocía el apellido y dijo que no. Al parecer se trata de Isaac Pulido, responsable de investigación de Sálvame, que ha sido apartado del programa tras el testimonio incriminatorio de Gustavo González, quien en todo momento quiso dejar claro en su declaración que jamás había divulgado en televisión «ninguna ficha policial ni ninguna diligencia». Y que el papel de Hita solo fue para contrastar información obtenída por otras vías. Se le preguntó de dónde venía esa otra información, y se limitó a decir que no revelaba sus fuentes por ser periodista.

Los jefes, en el punto de mira

El juez Sexmero sospecha que muchas de las fichas policiales que llegaron al programa por vía de Hita y otros agentes también pasaron por las manos de los dueños de La Fábrica de la Tele, Óscar Cornejo y Adrián Madrid, entre otros directivos. Les tiene en el punto de mira de sus pesquisas junto a González y otros periodistas de Sálvame que se hicieron amigos del policía y que supuestamente también pidieron favores informativos.

El principal implicado es Hita, un policía jubilado que perteneció a la Brigada Móvil de Seguridad Ciudadana, de cuyos ordenadores supuestamente extrajo las fichas de los famosos que luego eran divulgadas en el citado programa de Tele 5.

El juez Sexmero preguntó a González sobre su relación con el funcionario de policía (al que en los vídeos sobre el interrogatorio que se muestran en la parte superior de esta información se le identifica por su segundo apellido, Hita). El periodista confesó que era amigo suyo y que le conocía desde hacía 14 años. «Ha venido a mi boda, ha estado en mi casa con su mujer, nos vemos todas las semanas dos o tres veces y es cierto que en alguna ocasión le he solicitado alguna información, pero sólo para contrastar, nunca para publicar ni difundirla”, aclaró González.

El juez Sexmero también le preguntó acerca de datos policiales obtenidos de famosos como Ángel Garó, de Omar Ismael Montes, del ex marido de Rosario Mohedano, la sobrina de la difunta Rocío Jurado, sobre Makoke, exesposa de Kiko Matamoros; sobre Luis Miguel Rodríguez, conocido como Luismi el Chatarrero, y por otros personajes del mundillo de la farándula que han desfilado o sobre los que se han divulgado datos policiales en Sálvame bajo la batuta del presentador Jorge Javier Vázquez, entre otros, y del director del espacio David Valldeperas, otro de los supuestos implicados en este escándalo por ser quien decide lo que pueden contar o no los colaboradores en el programa.

Gustavo González reconoció que solo una vez pidió información policial a su amigo Hita, y que fue sobre un tema familiar. Le «pidió la dirección del exmarido de su consorte, María Pascual» [cuyo nombre artístico es, al parecer, María Lapiedra], en ese momento inserta en una pugna por la tutela de sus hijas, con la intención de facilitarle la dirección «a un detective” para que le investigase. González precisó: “Quiero aclarar que María jamás ha sido actriz de cine para adultos y exijo más rigurosidad dado que no se llama María La Piedra”.

«Cuatro cañas y dos menús»

El fiscal pregunto asimismo al periodista si para comunicarse por Whatsapp o teléfono con Hita usaba alguna aplicación como Viver, Telegram, Messenger… Lo negó: «Solo teléfono y Whatsapp». Y añadió (12:50:00 del vídeo): “Se había comentado que este señor, Omar Montes, era conflictivo y había tenido problemas con la justicia (…) La información de Omar Montes [el pantallazo de la ficha policial] se la remití a Isaac, uno de los tres directores, junto con Alberto y David Valldeperas, de La Fabrica de la Tele”. No pudo especificar el apellido. Cuando el fiscal le preguntó sobre los regalos y dádivas económicas a cambio de las informaciones de Hita, González sólo reconoció, si es que ello se entendía por cohecho, haberle invitado “a cuatro cañas un día; y otra vez, a dos menús, que, por cierto, tras decirse en el informe [policial sobre estos hechos] que pagué con un billete de 50 euros, olvida que la vuelta fueron 26 euros”.

El juez Sexmero, tras el turno del fiscal, preguntó a González (13:28:50) sobre la persona del delegado de Tele 5 responsable del programa Sálvame, que es quien se informa y conoce con antelación el contenido de los programas que se van a emitir. Contestó que en este caso la responsabilidad recaía en Nestor Barreiro. El juez ha prorrogado la investigación de este asunto hasta finales de año. Y tiene sobre la mesa casi una decena de investigados entre policías y personas adscritas a Sálvame.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí