Audio exclusivo: «Lo de joder a los Pujol fue muy positivo», afirma Villarejo. «Sí, sí, así es», apuntala la actual jefa de los espías españoles

1
José Manuel Villarejo y Esperanza Casteleiro
El ex comisario José Manuel Villarejo y Esperanza Casteleiro, la actual directora del CNI y entonces número dos de los servicios secretos españoles.

Un extracto de audio del almuerzo entre la jefa de los espías, el comisario Villarejo y otro miembro del CNI.

Un extracto del audio que hoy reproduce en exclusiva este digital, FUENTES INFORMADAS, compendia en parte el almuerzo que mantuvo el comisario de Inteligencia de la policía José Manuel Villarejo el 3 de noviembre de 2016 con quien recientemente, el pasado 10 de mayo, fue nombrada directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Esperanza Casteleiro, a la que la ministra Margarita Robles sacó de la jefatura de su gabinete en el Ministerio de Defensa para nombrarla jefa de los espías españoles tras estallar el caso Pegasus.  

Entonces, en la fecha del almuerzo, Casteleiro era el número 2 en la estructura de poder de la Casa, el CNI, a las órdenes del general Félix Sanz Roldán (quien, tras ser destituido en el cargo por el Gobierno de Pedro Sánchez hoy trabaja de asesor para la compañía Iberdrola). Durante el almuerzo, al que asistió una tercera persona, el también comisario José Luis Oliveras, los comensales aluden a operaciones de inteligencia dentro y fuera de España y abordan aspectos  tendentes a frenar a los adalides del independentismo catalán, que empezaron a retar al Estado atizados en la sombra por el expresidente Jordi Pujol, que ya entonces notaba el aliento de la policía de la UDEF sobre sus fraudulentas finanzas. “Lo de joder a los Pujol fue muy positivo”, espeta Villarejo a Casteleiro durante el almuerzo, que dura más de cinco horas. Y esta asiente: “Sí, sí, así es”.

Villarejo se refiere a los trabajos de inteligencia desarrollados para obtener y divulgar las cuentas de los Pujol procedentes de comisiones ilegales en el extranjero; más tarde vendría la Operación Cataluña en la que, entre otras actuaciones de vigilancia a independentistas, la llamada policía patriótica condujo injustamente a la Banca Privada de Andorra, BPA, a la suspensión de actividades, pese a ser el banco más solvente de Europa. Lo hizo con bulos y mentiras en la creencia errónea de que los Pujol guardaban allí su fortuna y que la BPA se negaba a facilitarle las cuentas; no las tenían en la BPA, pero sí en el otro banco andorrano y en Suiza). Asimismo, en el citado almuerzo Villarejo recordó a los comensales que gracias a las primeras investigaciones contra el independentismo más radical, en las elecciones posteriores al descubrimiento de las cuentas de los Pujol, este bajó «de 62 a 50 escaños» en el Parlament catalán.

Casteleiro se muestra sorprendida en el almuerzo, por otro lado, de que las tiranteces entre su jefe Sanz Roldán y Villarejo puedan desembocar, como finalmente sucedió, en una guerra sin cuartel con numerosos efectos colaterales que podían llegar hasta las más altas instancias del Estado. El comisario se sentía perseguido por el CNI de Sanz Roldán y llevaba tiempo pidiendo que los espías dejasen en paz a su hijo y a su esposa. Y es que el CNI, en connivencia con agentes de la Guardia Civil y la fiscalía, apretó al comisario por la vía judicial y Villarejo acabó encarcelado. Las advertencias de Villarejo, que ha trabajado como jefe de los agentes secretos policiales de España durante los últimos 30 años a las órdenes y connivencias de ministros del PP y el PSOE, se materializaron.

La investigación del CNI a Villarejo que condujo al rey Juan Carlos a marcharse de España

El comisario Villarejo disponía de audios de jueces, políticos, empresarios y de hasta la mismísima Corinna Larssen, la amiga íntima del rey emérito Juan Carlos, quien tuvo que marcharse de España al trascender, además, por boca de Corinna, la multimillonaria fortuna que poseía el Monarca en Suiza y otros paraísos fiscales. El CNI, cuya principal misión era velar por la Monarquía, calculó fatal, pues, su actuación contra Villarejo, a quien primero sometió a una campaña de desprestigio a través del comisario de Asuntos Internos Marcelino Martín Blas y luego le abrió una causa penal que muchos juristas definen de «prospectiva e inquisitorial».

Antes del tsunami, el entonces jefe del CNI, Sanz Roldán, envío a Esperanza Casteleiro a este almuerzo para hablar con Villarejo, quien tenía en su poder (y se supone que aún conserva, aunque en un registro en su casa la policía le intervino cientos de audios) un arsenal de información que fue acumulando a lo largo de los años como jefe de los agentes de Inteligencia de España. Villarejo pedía que le dejasen tranquilo, ya que el CNI, la Fiscalía y la Guardia Civil, según se deduce del testimonio del denunciante que activó el procedimiento penal que hoy tiene contra las cuerdas al comisario, al que le piden decenas de años de cárcel, urdieron contra él una causa por un supuesto delito fiscal en relación con una operación en Guinea Ecuatorial. Así, a partir de una denuncia «inducida y anónima», según fuentes cercanas a su defensa, la Fiscalía Anticorrupción abrió contra él una causa general y se le investigó de arriba abajo casi toda su vida. Este asunto terminará si nadie pone remedio ante los tribunales europeos, aseguran las citadas fuentes.

Casteleiro ha desarrollado casi toda su vida profesional en los servicios de inteligencia españoles; en un principio en el extinto CESID, después en el CNI y también ha sido directora del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado. Margarita Robles la convirtió luego, en 2018, en su jefa de gabinete, donde estaba hasta que el pasado 10 de mayo la nombró jefa del CNI en sustitución de Paz Esteban, relevada tras saltar el escándalo de espionaje del caso Pegasus.

1 COMENTARIO

  1. Es una auténtica vergüenza que ocupando puestos públicos, se dedicasen a todas estas actividades para quitar, poner, favorecer a cargos y al final, también enriquecerse. De aquellos polvos, estos lodos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí