Valencia registra su peor año en muertes por festejos taurinos

Las muertes por este tipo de festejos impactan a los medios de comunicación internacionales

0
evento taurino
Toro embolado. I Fuente: Twitter

Los festejos taurinos celebrados en la Comunidad Valenciana durante este verano han dejado un balance de siete personas fallecidas en dos meses. Cifra que sitúa este 2022 como el peor año de la última década junto a 2015, cuando también siete personas perdieron la vida a causa de una cogida por asta de toro.

Una mujer francesa de 73 años ha sido la última víctima mortal de los conocidos ‘bous al carrer’ (toros en la calle) que se celebran en la localidad alicantina de Beniarbeig.

El primer fallecimiento de este 2022 por estos tradicionales festejos fue un hombre francés de 64 años que murió nueve días después de ser corneado la noche del 8 al 9 de julio durante los encierros de Pedreguer (Alicante). El 12 de julio, otro hombre fue herido de gravedad en los ‘bous al carrer’ de Picassent (Valencia) muriendo una semana después en el hospital; y un hombre de 50 años, vecino de Meliana, moría también por una cogida en los festejos taurinos de esta localidad valenciana.

La cuarta víctima se produjo el 5 de agosto en Soneja (Castellón), cuando un toro embolado mató a un joven. Y durante el pasado fin de semana fallecieron dos personas más: un joven que fue embestido y volteado por un toro en Vallada (Valencia), y un hombre que sufrió graves heridas tras ser cogido por un astado en la localidad castellonense de Almedíjar.

La prensa internacional se ha hecho eco de los fallecimientos que se han producido en la Comunidad Valenciana durante los festejos taurinos celebrados este verano.

Medios ingleses como la BBC, el ‘Daily Star’, ‘The Telegraph’, o el ‘Daily Mail’ se hicieron eco de lo sucedido en Vallada (Valencia), así como también el News Deutschland alemán. Todos estos medios definieron el festejo taurino de «cruel» y «bárbaro festival español» donde «un toro con los cuernos en llamas» mata a un joven de 24 años «mientras los espectadores aterrorizados miraban boquiabiertos».

La prensa internacional, en su mayoría, además de centrarse en los fallecidos, resaltaron la crudeza de las imágenes en las que tanto el animal como la persona sufren hasta la muerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí