La broncoscopia robótica revoluciona el diagnóstico y el tratamiento de los nódulos pulmonares

15 de abril de 2024
1 minuto de lectura
Médico mirando una radiografía de los pulmones de un paciente | EP

El robot toma nuevas medidas de su localización constantemente y, a medida que avanza, es capaz de recalcular la ruta

La próxima revolución en Neumología Intervencionista es la broncoscopia robótica, que permitirá diagnosticar e incluso tratar nódulos pulmonares muy pequeños, de menos de un centímetro, con estabilidad, precisión y seguridad, según el neumólogo intervencionista del Hospital Germans Trias i Pujol, de Badalona (Barcelona), y presidente de Barcelona Research Network (BRN), el doctor Antoni Rosell, durante el BRN Research Forum.

“La broncoscopia robótica se realiza a través de la vía natural, por la boca, la laringe y la tráquea hasta llegar al nódulo que se quiere diagnosticar y, eventualmente, tratar. En los últimos 20 años, ha habido avances tecnológicos relevantes en el diagnóstico broncoscópico del nódulo pulmonar; sin embargo, la broncoscopia robótica representa un salto cualitativo por su navegación exacta, precisa y estable hasta llegar al nódulo. Esto le permite alcanzar un rendimiento diagnóstico que, por primera vez, supera el 90%”, ha explicado Rosell.

Avances clave en broncoscopia robótica

En cambio, la broncoscopia robótica aporta tres importantes avances: en primer lugar, la parte mecánica no depende de una persona, sino de un brazo articulado que el neumólogo mueve con un joystick, por lo que el sistema no tiene restricciones mecánicas, sino mucha estabilidad y transición; en segundo, incorpora un sistema de navegación guiado, que conduce hasta el nódulo del pulmón que se quiere explorar y tratar, después de una planificación previa que parte de la identificación del nódulo mediante escáner, tras el cual esta información se carga en el robot y este facilita la guía de todo el recorrido para llegar al nódulo.

En tercer lugar, el robot toma nuevas medidas de su localización constantemente y, a medida que avanza, es capaz de recalcular la ruta hasta el nódulo, lo que es crucial porque este objetivo puede haberse desplazado 1-1,5 cm respecto a la planificación previa, al variar la respiración del paciente a causa de la anestesia durante el procedimiento, entre otros factores.

“El broncoscopio robótico supone un salto cualitativo porque ofrece estabilidad y precisión durante la trayectoria hacia el nódulo y a la vez, permite la corrección de la misma en tiempo real”, subraya el doctor Rosell.

Responder

Your email address will not be published.

No olvides...

La estimulación eléctrica no invasiva mejora la función del brazo en los tetrapléjicos

Del 14 de enero al 24 de diciembre de 2021, un total de 65 participantes se sometieron a pruebas de

La mitad de las españolas espera a tener síntomas graves para acudir al médico

Un estudio destaca las diferencias en la atención sanitaria y percepción de salud entre hombres y mujeres
Varios jóvenes práctican deporte en un gimnasio | Fuente: Europa Press

Los beneficios del deporte para prevenir y hacer frente al cáncer

Los ejercicios "bien diseñados" por expertos "influyen" en los resultados de los tratamientos

La inmunoterapia y las terapias dirigidas aportan tratamientos más precisos para cada tipo de cáncer

200 expertos asistirán al XVI Simposium Bases Biológicas del Cáncer e Innovación Terapéutica