El parásito Lotmaria passim coloniza el intestino de las abejas y amenaza su supervivencia

16 de abril de 2024
1 minuto de lectura
Infección experimental de abejas de la miel con parásitos | EP

Los resultados de la investigación ofrecen una visión más clara de los mecanismos moleculares y fisiológicos que permiten a los huéspedes infectar y afectar a las avispa

Un equipo multidisciplinar de investigadores de la Universidad de Granada y el Centro de Investigación Apícola y Agroambiental de Marchamalo (Guadalajara) ha descubierto los mecanismos celulares que utiliza el parásito Lotmaria passim para infectar a las abejas de la miel. Estos incluyen la formación de biopelículas que hasta ahora no habían sido descritas en organismos parásitos, lo que supone una nueva forma de adaptación desde formas unicelulares flageladas hasta colonias multicelulares.

Las 20.000 especies de abejas descritas en la naturaleza han sufrido un alarmante aumento de su mortalidad en los últimos años. Entre los responsables de este declive se encuentran la exposición a pesticidas, la malnutrición y las infecciones causadas por virus, bacterias, hongos o parásitos.

Hallazgos clave para la protección de las abejas

En este sentido, el parásito tripanosomátido Lotmaria passim se encuentra ampliamente distribuido a lo largo de todo el mundo, incluyendo numerosos colmenares de España, con diferentes tasas de infección. Debido a la importancia económica y medioambiental de las abejas, el conocimiento de la biología de las infecciones causadas por este parásito tiene un gran impacto en la protección de dichos insectos, claves para la polinización de ecosistemas terrestres.

El trabajo, liderado por Luis Miguel de Pablos, del Departamento de Parasitología de la UGR, y publicado en la revista NPJ Biofilms and Microbiomes (Nature), sienta las bases para entender cómo estos organismos eucariotas sobreviven en el intestino de las abejas y se reproducen en su interior como biopelículas multicelulares de parásitos.

Estas biopelículas actuarían como un “superorganismo” en los que las células están íntimamente ligadas y coordinadas para conseguir colonizar de manera eficiente el intestino de las abejas, demostrado en las infecciones experimentales de abejas realizadas en el Centro de Investigación Apícola y Agroambiental (CIAPA-IRIAF) y dirigidas por Mariano Higes.

Para la formación de estas biopelículas, el equipo de investigación ha descubierto la secreción de sustancias poliméricas extracelulares por parte de estos parásitos. Estos polímeros generan mallas con fibras entrecruzadas formadas por esferoides de azúcares, proteínas, lípidos y ácidos nucleicos.

Responder

Your email address will not be published.

No olvides...

La nueva guía que busca erradicar el ‘edadismo’ en los medios de comunicación

Un nuevo manual busca sensibilizar a los periodistas sobre las consecuencias negativas de perpetuar estereotipos y prejuicios que retratan a

La Policía Nacional detiene a un hombre por robo tras ser identificado en un vídeo

Los agentes iniciaron una investigación en la que, tras analizar toda la información aportada por la víctima, consiguieron centrar el
AP de Castellón | Fuente: EP

La Audiencia de Castellón condena a cuatro años y medio de prisión a un hombre que violó a una mujer tras engañarla con un puesto de trabajo

El procesado reconoció los hechos y se mostró de acuerdo con la pena

Las Clarisas de España y Portugal se desvinculan de las monjas de Burgos que abandonaron la Iglesia Católica

La Coordinadora Confederal aclara su posición respecto a la decisión de las monjas de Belorado de romper con la Iglesia