X.com, el plan B de Elon Musk para enfrentarse a Twitter

0
Elon Musk
El multimillonario Elon Musk durante un evento en 2015 | Fuente: Flickr

El magnate aspira a convertir el dominio en una red social capaz de competir contra el pájaro azul en caso de perder el pleito

Dos meses para que se celebre la vista oral de uno de los juicios más esperados de los últimos años y ambas partes parecen tener los cabos bien amarrados Elon Musk asegura contar con un colchón financiero sostenible creado gracias a la venta de acciones de la empresa de automóviles eléctricos Tesla por valor de 7.000 millones de dólares. Sin embargo, este fin de semana se ha anunciado la existencia de un plan B: la creación de la red social X.com, que trataría de competir con Twitter.

El magnate hizo públicas sus intenciones precisamente en la plataforma del pájaro azul, cuando un usuario especializado en finanzas difundió una copia de la factura de venta de las acciones de Tesla. Posteriormente, etiquetó a Musk y le preguntó si las operaciones económicas habían concluido.

«Han concluido», replicó el hombre más rico del mundo. «En el improbable caso de que Twitter cierre el acuerdo y surjan problemas en el accionariado, es importante evitar la venta de las acciones de Tesla de forma precipitada», zanjó.

Siguiendo el hilo, otro usuario le preguntó si había pensado en impulsar la creación de su propia red social en caso de que Twitter se alzara con la victoria en el juicio. Musk respondió con un escueto: «X.com».

X.com es el nombre que inicialmente recibió una iniciativa desarrollada por el magnate en 1999 que tenía por objetivo la prestación de servicios de banca en línea. Años después, fue adquirida por su socio Peter Thiel, quien la incrustó en su nuevo proyecto, PayPal. En 2016, eBay compró PayPal por 1500 millones de dólares y el dominio X.com se perdió en la inmensidad de la red.

Hasta que, en 2017, el multimillonario decidió rescatarlo de la nada alegando que tenía «un gran valor sentimental» para él por ser una de sus primeras firmas, pero reconocía que aún no tenía planes proyectados en los que pudiera figurar. En mayo de 2020, con el nacimiento de su hijo, al que llamó X AE A-XII, se comenzó a especular que X.com podría tratarse de una página web concebida para su retoño.

Ahora, con la vista oral a la vuelta de la esquina, el empresario confía en sus dos estrategias de mercado para salir adelante, pese a que todo parece indicar que Twitter tiene un fuerte viento de cola.

Todo comenzó cuando Musk alcanzó un acuerdo un acuerdo de compra de la red social por 44.000 millones de dólares. Semanas después de suscribirlo, denunció la ingente cantidad de cuentas falsas y bots que operaban en la plataforma y decidió dar marcha atrás. Twitter le acusó de haber violado las condiciones del contrato y emprendió acciones legales contra el magnate, que se materializarán en un juicio que tendrá lugar el próximo mes de octubre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí