La UE cumple el último paso para exigir más mujeres en los puestos de dirección de las grandes empresas

0
Mujeres trabajando. | Fuente: Europa Press.

Las compañías deberán llevar a cabo procesos de contratación abiertos y transparentes, de lo contrario se podrían aplicar multas «efectivas, disuasorias y proporcionadas»

El pleno del Parlamento Europeo ha dado luz verde a la nueva norma que obligará a las grandes empresas europeas a contar con al menos un 40% de mujeres en los puestos directivos. A más tardar esta norma deberá ponerse en práctica en junio de 2026, cumpliendo así el último trámite para la adopción formal de esta medida, la cual se trató de sacar adelante hace ya una década, pero chocó con las reservas de países como Alemania.

Las grandes empresas deberán tomar las medidas necesarias para cumplir con este objetivo y permitir llevar a cabo procesos de contratación abiertos y transparentes. De lo contrario, la directiva podría aplicar multas «efectivas, disuasorias y proporcionadas».

Asimismo, los tribunales podrán anular el nombramiento de toda junta directiva que incumpla los principios de esta nueva normativa comunitaria. Cabe señalar que esta medida no se aplicará a compañías con menos de 250 empleados.

En todo caso, dicha regulación defiende que el mérito debe seguir siendo el criterio clave en los procesos de selección. Las empresas estarán obligadas a informar a las autoridades nacionales de la representación de hombres y mujeres en sus consejos de administración y a explicar las razones en caso de que no cumplan los requisitos.

Von der Leyen, a favor de esta nueva norma

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha celebrado que con la nueva directiva «se haga añicos» el techo de cristal que hasta ahora «impedía a las mujeres acceder a puestos de responsabilidad». Se trata de un paso que, a juicio de la política alemana, supone un momento «verdaderamente histórico y conmovedor».

«Eliminamos uno de los principales obstáculos a los que se enfrentan las mujeres para llegar a la cima de las empresas: las redes informales masculinas», ha destacado una de las ponentes de la posición de la Eurocámara, la socialista austríaca, Evelyn Regner.

La otra ponente, la socialista holandesa, Lara Wolters, ha añadido que a lo largo de los diez años que la UE ha tardado en sacar adelante esta reforma los consejos de administración de las grandes empresas europeas «continuaron dominados por hombres», mientras que en aquellos países en los que ya se introdujeron cuotas obligatorias «muchas más mujeres ascendieron».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí