Beneficios de la interacción social diaria en el envejecimiento prematuro

0
Interacción diaria
La interacción diaria ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro. | Fuente: Infobae.

La interacción social diaria durante un tiempo determinado entre personas mayores o envejecidas prematuramente con personas adultas podría conseguir una mayor longevidad saludable para todas ellas, según afirma un estudio elaborado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

En estudios anteriores ya se pudieron comprobar los beneficios de la interacción social diaria en el envejecimiento prematuro. Se experimentó con ratones cronológicamente viejos que interactuaban 15 minutos diarios durante dos meses con ratones adultos y se pudo observar cómo habían mejorado sus parámetros conductuales, de inmunidad y de estado oxidativo-inflamatorio. 

Los nuevos avances sobre esta investigación presentaron que los ratones en realidad no eran viejos, sino que tenían una edad adulta pero algunos presentaban envejecimiento prematuro y los resultados fueron similares: ambos mejoraron su conducta, su inmunidad, el estado de oxidación e inflamación, las cantidades de la hormona de la oxitocina, etc. De esta forma se había deducido que aquellos que interactuaron vivieron más que aquellos que no lo hicieron. 

Mónica de la Fuente, Catedrática de Fisiología y miembro del grupo Envejecimiento, Neuroinmunología y Nutrición de la UCM ha señalado lo siguiente: “Las investigaciones llevadas a cabo por nuestro grupo han demostrado que los cambios con el envejecimiento en los parámetros que analizamos en los ratones son semejantes a los que experimentan los humanos, teniendo en cuenta que una semana de vida de ratón equivale a un año de humano”.

Desde hace más de tres décadas, el propósito de De la Fuente es encontrar estrategias de estilo de vida que permitan conseguir una mayor longevidad saludable. ”Aunque muchas de las estrategias las investigamos en humanos, y en nuestra especie podemos comprobar si se enlentece la velocidad de envejecimiento determinando la edad biológica de una persona, para comprobar si es posible aumentar la longevidad, dada la gran esperanza de vida que tenemos, solo podemos hacerlo utilizando ratones que tienen una longevidad media de dos años, concluye Mónica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí